Cosas buenas del Opus

From Opus Dei info

Por FELIPE, 9 de mayo de 2004


.... (los puntos suspensivos es que pienso) ... (sigo pensando)...

Cosas buenas del opus:

  • si eres numeraria, cuando cumples los 40, te cambian la tabla por el colchón, porque a partir de los 40, como todo el mundo sabe, ninguna mujer tiene ya a esa edad tentaciones de la carne.
  • si eres numerari@ de un país exótico, puedes morir de éxito de tertulia en tertulia aunque se te quede la sensación de que en el circo, a la mujer barbuda, le ocurría lo mismo.
  • si eres numeraria administradora, te puedes quitar la bata blanca para recibir a las visitas.
  • si eres numerari@, no pierdes el tiempo leyendo todo el periódico, ya te lo encuentras recortado para que vayas a tiro hecho.
  • si eres numeraria, te ahorras el gasto de la peluquería porque siempre hay otra numeraria que hizo prácticas de disección cuando estudió medicina (con mucho cariño para Rulo loco).
  • si eres supernumerari@, te evitas perder el tiempo conociendo a diferentes personas para futuro marido o mujer, porque en la delegación hay un fichero que te libera de esa pérdida de tiempo.
  • si eres sacerdote agregado, te haces la ilusión de que eres tan interesante y tan valorado en la Obra como los sacerdote numerarios. Y la ilusión es muy importante en la vida.
  • si eres obispo del Opus, tú siempre llevarás los zapatos más limpios que los obispos del Tercer Mundo.
  • si eres director/a, puedes morder en la yugular a quien te haga una corrección fraterna.
  • si eres numeraria, alguna vez podrás conocer en persona a Pilar Urbano.
  • si eres numerario, alguna vez podrás conocer en persona a los dos perros que juguetean en el jardín de la casa de Joaquin Navarro Valls.
  • si eres numeraria de base, tu ropa será muy ascética pero poco estética y lo que vale de las personas es el interior, no lo exterior.
  • si eres numerari@ o agregad@, te libras de ser madrin@ y padrin@ de tus sobrinos o hermanos y así no dudarás nunca sobre si te quieren por interés.
  • si eres numerari@ o agregad@, tu pasar desapercibido será tanto que cuando un sobrino te pregunte ¿y tú quién eres? sonreirás emocionado por la inocencia de los niños.
  • si eres supernumeraria de clase alta, demostrarás tu disposición a la entrega total, cuando te presenten a una supernumeraria de clase baja y tengas que darle dos besos.
  • si eres supernumerari@ de clase alta nunca tendrás que hacer apostolado con gente de poco glamour, como los pobres.
  • si eres supernumeraria de clase alta, siempre podrás ejercitar la caridad con tus personas de servicio "sin papeles" por las que no tributas ni les das un contrato legal de trabajo, porque las llevas a un centro de la obra donde les hablan de la resignación.
  • si eres numerario, agradecerás toda la vida que Escrivá no "viera" la vocación de los numerarios auxiliares.
  • si eres la numeraria encargada del oratorio, siempre podrás empezar el día con buen humor tras haberte bebido las sobras del vino de la Misa.
  • si eres el prelado, tienes estampa asegurada con foto retocada.
  • si eres prelado, viajas incansablemente. Siempre que alguien quiera ponerse en contacto contigo, estás de viaje.
  • si eres numerari@, nunca tendrás la preocupación de lo que vas a comer hoy y si eres numerario, se le añade que tampoco hoy tendrás que fregar los platos.
  • si eres supernumerario, siempre habrá otro supernumerario que tenga un coche superior al tuyo y lo llevas con santa envidia.
  • si eres supernumerari@, no tienes que romperte la cabeza pensando qué nombre le vas a poner a tu nuevo hijo si es varón: o Josemaría o Alvaro o Javier o Juan Pablo. Si nace mujer, ahí si ya tienes que arreglártelas por ti mismo.
  • si eres numerari@ o agregad@ y trabajas en tareas internas, tendrás la oportunidad de mirar con cariño y compasión a los que no tuvieron tus dotes de caudillo ni de líder.
  • si eres supernumerario de clase alta y te divorcias, siempre te dirá tu director que has actuado en conciencia, y en conciencia y por coherencia, te dirán también cuál es el mejor paraíso fiscal para que no tengas que dividir tus bienes económicos con tu ex.
  • si eres supernumerari@ de clase media/baja y quieres divorciarte, el opus te dará la oportunidad de rectificar y olvidarte de la idea.
  • si eres numerari@ y agregad@ y ayudas a la obra a evadir impuestos, qué alegría tendrá tu corazón al recordar las palabras de Escrivá: "A ti sólo se te pide docilidad".
  • si eres numerar@, cuando aparezca la depresión, el psiquiatra de la Obra no te cobrará nada y además se interesará de que tal llevas las normas.
  • si eres agregad@, cuando aparezca la depresión, al psiquiatra de la Obra no le pagarás tú, sino a ser posible tu familia de sangre.
  • si eres supernumerari@ ya casado, nunca podrás ser numerari@ ni agregad@.
  • si eres supernumerari@ soltero y joven, la obra siempre podrá reconocer, para tu bien, que se equivocó al adjudicarte esa vocación porque empiezas a despuntar como caudillo y que la "clase de tropa" se te queda pequeña.
  • si eres numeraria y eres sabias pero te haces pasar por discreta, das testimonio de humildad, porque pudiendo volar como las águilas, vuelas como un ave de corral.
  • si eres numerari@ y callas tu conciencia con lo que ves inhumano, indigno y anticristiano, siempre podrás excusarte diciendo que obedecías ciegamente, como está mandado. Y que los dictados de tu conciencia los confundías con tentaciones del demonio, como también está mandado.
  • si eres sacerdote y te vas de la lengua de lo que escuchas en la confesión o en la charla que provocas tras dar la absolución, te permite presumir, como se dice en un punto de Camino, de que ¡pudiendo callarte, no lo hiciste!
  • si eres sacerdote numerario, el haberte ordenado sin vocación al sacerdocio, no impedirá que llegues a ser cardenal de Lima (Perú).
  • si eres sacerdote y rechazas a quienes se fueron de la institución, siempre tienes la conciencia tranquila ya que tú, como el fundador, con cadáveres no vais a ningún sitio.
  • si eres cooperador y cooperas económicamente con el Opus Dei (porque lo único que interesa es tu dinero), habrás contribuido a una gran obra: el edificio de la sede central en Nueva York, de 35 millones de dólares.
  • si eres numerari@ y haces informes sobre las almas de tus hermanos, siempre puedes encontrar trabajo como criptógrafo.
  • si eres directora de la Asesoría, te libras de sentarte en el suelo durante las tertulias.
  • si eres director de la Comisión, por fin no pasas desapercibido.
  • si eres numerari@ y no ves a tus padres con frecuencia y además no te dejan tener fotos de ellos, se te quitará el deseo cada vez que mires las fotos de los padres de Escrivá repartidas por toda la casa.
  • si eres de la obra y publicas un libro sobre el fundador, cuentas con 80.000 compradores espontáneos.
  • si eres numerari@ o agregad@ y te gusta la música, siempre podrás disfrutar de ella con las canciones de casa.
  • si eres numerari@ o agregad@, siempre podrás ponerte de ejemplo en la fe, ya que firmaste todo tipo de papeles en blanco.
  • si eres numerari@ o agregad@ y te hubiera gustado tener hijos, siempre podrás decirte que hubieras podido tener varios hijos del espíritu si hubieran perseverado.
  • si eres supernumerari@ y ves como los hijos que pitaron de numerari@s regresan a casa, debes pensar que fueron ellos los que te hicieron quedar mal delante de la obra pero que tú fuiste el mejor padre ya que quiso lo mejor para ellos. El que tú no te hicieras numerario cuando te lo pidieron, no viene a cuento.
  • si eres numerari@ y agregad@ y todo lo que heredaste está ya en posesión de la obra, pensarás sin dar lugar a la menor duda, que la obra cuidará muy bien de lo que heredaste, aunque tú te marches.
  • si quieres ser cooperad@r pero no tienes dinero, siempre tienes la oportunidad de que cuando lo tengas, te admitan.
  • si eres sacerdote numerario y a tu sotana le falta un botón, siempre podrás echarle la culpa a la administración y a su falta de amor por las cosas pequeñas.
  • si eres un numerari@ de base y no entiendes nada y piensas que te han engañado, siempre llegará alguien de la delegación que te dirá, con otras palabras, que te han engañado pero tú entenderás todo lo contrario.
  • si eres supernumeraria de clase baja, el opus no tiene nada bueno para ti.
  • si eres numeraria auxiliar, el opus todavía tiene menos cosas buenas para ti.
  • ¡Ah! Y si eres un supernumerario cabrón que maltrata a su mujer y la utiliza como un objeto y una máquina de tener hijos, lo bueno que tiene el opus para ti es que te comprenderá por ser tan viril y tan macho. Te dirán que no lo vuelvas a hacer, pero si lo vuelves a hacer, no te denunciarán a la policía como debieran, sino que te llevarán a una convivencia para que descanses y 'ofrezcas' tu sufrimiento para que las mujeres sean menos raras.


Original

Personal tools