Sociología del Opus Dei

From Opus Dei info

Por Alberto Moncada


Cualquiera que sea la naturaleza jurídica, teológica, etc del Opus, éste es básicamente una organización. Toda organización se va modificando para acoplarse al terreno pues su fin principal es sobrevivir.

El Opus ha cambiado mucho desde su nacimiento. Al principio, fines de la guerra civil española, sus directivos trataban de reclutar jóvenes varones para una dedicación completa a la intelectualidad católica mezclando reglas de otras instituciones como Action Francaise, la Compañía de Jesús y la Institución Libre de Enseñanza, entidad española europeizante cuyos métodos Escrivá quería copiar para lograr justamente lo contrario. A las mujeres las reclutaba básicamente para fines domésticos...

En una segunda etapa, años cincuenta y sesenta, Escrivá pretendió el acceso al poder, político y económico, presionado por sus dificultades en España y para hacer posible el acceso al otro poder, el eclesiástico. Franco incorporó a algunos miembros del opus a su gobierno y también se produjo el acceso de otros a la dirección de importantes bancos. Esta segunda etapa le produjo muchos problemas porque la gente asociaba al opus con el régimen franquista y con el capitalismo. Hay que destacar que el opus es una organización básicamente española, que conduce sus negocios en español y publica sus documentos en ese idioma.

En la tercera etapa, y gracias a la simpatía que mostró por ellos el papa polaco, el opus consiguió un régimen especial de independencia de los obispos territoriales, la prelatura personal y que Escrivá fuese canonizado en un tiempo “record”.

Mientras tanto, la actividad de la organización se concentró en la creación y gestión de centros educativos y en actividades eclesiásticas. Como consecuencia se incrementó la burocratización y la clericalización de una institución que había nacido con un propósito secular, de actuar en el mundo civil, especialmente, a título individual. Hoy la gran mayoría de sus miembros solteros trabajan en actividades internas, de carácter corporativo y entran en la organización a temprana edad.

Por esa razón se está produciendo hoy un notorio incremento de los abandonos y las enfermedades mentales entre los numerarios y una creciente denuncia ante el Vaticano y las autoridades civiles por los métodos de recluta y régimen interno de esa organización que está siendo calificada por varios observatorios sociológicos como claramente sectaria. Además, el nuevo papa ya no comparte la simpatía por el Opus de su antecesor y mantiene diferencias doctrinales importantes con sus directivos.



Original

Personal tools