Sobre la Historia y la Memoria

From Opus Dei info

Por Unocomocualquiera, 27.07.2009


Contents


Hace poco recordé… simplemente me vino a la cabeza… que cuando comenzaba mi aventura, como buen adscrito modelo, me encargaron cierto día que ”actualizara” las Crónicas (revista de publicación interna, que solo los numerarios pueden leer y no se saca de los centros) de mi casa. Esas cosas que les pediamos a los adscritos para que se sintieran utiles. También recuerdo que siendo director de algún centro, llegaban continuamente indicaciones sobre la “actualización” de las Crónicas.

Esto me viene a la cabeza porque alguien mencionó hace poco aquello de Construir y Reconstruir la Historia. Yo no soy Historiador. Pero si me parece claro que aquello de “la historia la escriben los vencedores” tiene algo de razón.

En la obra existe un mecanismo -un sistema-, de intento o accidente, que se encarga de escribir y re-escribir la propia historia....

En general la historia de los numerarios hombres queda recogida en la publicación interna de Crónica. Las mujeres tienen la suya que no recuerdo cómo se llama. Allí, con cierta frecuencia insistían en que escribiéramos nuestras aventuras apostólicas, de preferencia cargando las tintas para que estuvieran llenas de frases y actos edificantes, chorreantes de anécdotas apostólicas, sucesos que harían palidecer a cualquier pesca milagrosa.

En efecto, nos dábamos gusto exagerando cosas, y entre más exageradas mejor. Nada de tonos pesimistas o realistas. Solo relatos de grandes hazañas, empapadas de buen espíritu, fé y resultados. En ellas narrábamos como de una simple excursión al cerro más cercano, pitaban cientos. O cómo una simple visita a pobres resultaba en conversiones múltiples de infieles. O como una mera labor social cambiaba la vida de pueblos enteros.

Independientemente de que las historias fueran ciertas o no –ojalá lo hubieran sido!- el punto es que en Crónica se recoge, de alguna forma, la historia de la Obra pero desde el punto de vista de la Obra misma. Como ella se quiere recordar: Madre buena y bella!. Así es como la Obra captura y cuenta, desde sus tiernos años hasta la fecha, lo que pasó en los comienzos en cada país.

Cuando nos pedían actualizar Crónica, en realidad nos daban páginas enteras que había que insertar en Crónicas pasadas. Había que viajar al pasado para corregirlo, darle su pequeno retoque. Encontrar la Crónica en cuestión, con año y mes, buscar la página, recortarla con cuidado y pegar la nueva para que no se notara. Al principio pensaba inocentemente que era porque tenía faltas de ortografía –erratas- o porque algún dato de mayor precisión se tenía que insertar (no eran 1000 los conversos, sino 1006). Pero muchas veces era porque el que salía nombrado, o los que aparecían en las fotos ya no eran miembros de la Obra. Es decir los héroes de aquellas increíbles anécdotas ya no estaban en casa. Había que borrarles de la historia. Sin constar en Crónica es como borrarlos de la memoria, extirpar sus fotos del álbum familiar, y sin esto, como si nunca hubiéramos existido.

Pues sí, mis estimados, muchos de nosotros nunca existimos en la memoria de la Obra. Hemos sido borrados. Personalmente, no me siento afectado. Sin embargo esto significa que muchos de sus memorias de historias y proyectos fueron hechos por otros distintos de los mencionados, las fotos cambiadas. Aquí nada de hijos pródigos. Al que no persevera se le borra. Se acabó, nunca existieron.

Todo parecería funcionar bien con este procedimiento. Al menos desde el punto de vista pragmático interno. Nada de explicarle a los nuevos el porque esos que hicieron tales fundaciones ya no están. Sólo que hay un pequeñísimo problema: como cada vez quedan menos en la Obra, hoy resulta que esos pocos son super hombres! Esos pocos lo han hecho todo! Han fundado Universidades, Escuelas de Negocios, Colegios; han obtenido fondos para poner casas de todo tipo y patrocinar casas de retiro; han cambiado países enteros ellos solos.

Es el caso paradigmático de Carlos Llano en México. Él sólo fue quien junto con Don Pedro "Perico" Casiaro –dicen los que le quieren que era de carácter insufrible-, fundo la Obra en México. Nótese que dado que como en la historia no se mencionan otros se entiende que llegaron solos! Fue él, Carlos –me pidió que lo tuteara- quien hizo la Universidad Panamericana (sacando dineros de la nada!); convenció a un sin fin de empresarios (nunca mencionados por nombre, pues ya no son supernumerarios) para donar el dinero e impartir las primeras clases en la Escuela de Negocios IPADE. Remodeló haciendas para casa de retiro que algunas familias donaron (nadie recuerda bien que familias pues yo no son de la Obra). Bueno, el señor es un super hombre!. Todo lo ha hecho solo. Joder!, era de escupir y fundar colegios por toda la república. No le llamamos el Fundador, porque fundador solo uno, el Padre. Sin embargo, el problema de inflar la las personas es que se lo creen. Ahora en plena edad madura (muy madura) no puede retirarse y dejar el poder. Lo entiendo, que difícil es dejar lo que uno ha hecho sólo. Espero en Dios que cuando me llegue el momento, mis amigos me lo hagan saber, y yo tenga la entereza de dejarlo.

Nadie jamás mencionará ni preguntará como es que un filósofo de quien el Padre (con su juicio profético se rió al oír que iba a México a hacerse hombre de negocios) hizo tanto con tan poco –parafraseando a Winston Churchil, como dice Micheal-. Todo eso y sin que nadie le ayudara.

Sin duda cada país tiene su Carlos Llano. Su héroe solitario. Ahora que escribimos memorias de esas Universidades y Colegios quedan bien pocas fotos que podamos poner de los comienzos porque en todas aparecen gentes extrañas e incómodas. Habría que explicar quienes son.

Como sucede en la película Memento -que recomiendo, "no tiene escenas"-, cercenando la memoria se construye el pasado. Gracias a Dios ya existen técnicas avanzadas de de-construcción de la historia, que nos llevan a leer y re-leer la historia entendiendo las intenciones de aquel que la escribió. De otra forma esta maquinaria seria casi perfecta. Aunque manipuladora de corazón.

La falta de objetividad histórica no es más que una trampa corporativa. No parece acto virtuoso, por lo tanto debe de estar mal. Suena más a manipulación calculada, pura y dura. Sin embargo creo que en el pecado se lleva la penitencia. Dichos actos heroicos no existieron, esos héroes son falsos, de papel. Creer otra cosa es ser irreal. El irrealismo y falta de objetividad no puede ser más que perjudicial para una institución. Es un cáncer. Es falta de humildad colectiva y de aceptar crítica y retroalimentación. Saber perdonar y pedir perdon. Es imposible aprender de los errores pasados cuando no se acepta que hubo esos errores. El que no sabe historia esta condenado a repetir los mismos errores -dicen-. Pero de esto, que me parece uno de los punto esenciales para la superviviencia de la Prelatura, mas después.

Saber perdonar y el saber pedir perdón

“Hay que saber perdonar”, me dijo don Francisco <<Kiko>> Ugarte un día. Estaba en su famoso artículo publicado en Istmo (una revista de dudoso nivel intelectual, publicada bajo la Universidad Panamericana, subvencionada por el IPADE y condenada a la extinción en cuanto fallezca Carlos Ll. su fundador). Y es claro: al perdonar se evita envenenar el corazón. Se evita vivir eternamente en el pasado doloroso. Se evita eternizar el rencor. Perdonar de corazón –dicen- es clave en la felicidad… pero lo que me pidieron fue demasiado… me pidieron volver a confiar!...

Perdonar no es lo mismo que olvidar. Una cosa es no buscar venganza, descontar la deuda, y otra es volver a confiar. Las mujeres me entenderán bien. A veces les he preguntado ¿por qué para una mujer es que la infidelidad conyugal es tan difícil de perdonar?, ¿por qué es lo único que una esposa no puede perdonar?, ¿por qué -aunque el marido regresa contrito- no hay perdón, nada es igual?... y me dicen “porque no se podría volver a confiar”. Una cosa es perdonar y otra confiar, dormir con alguien, poner la cabeza y futuro de nuevo en sus manos, poner el corazón y alma en sus manos…

Si, creo que todos estamos obligados –por nuestro propio bien- a perdonar. De hecho, hay que saber perdonar. Aventuro que a muchos lectores en este sitio nos cuesta perdonar, olvidar, y por eso sufrimos. Yo el primero. A lo que no estamos necesariamente obligados es a confiar.

Verán, creo que cuando alguien pide perdón, por lo regular se le concede… el hecho de que esté realmente arrepentido o no, o si re-caerá, no es tan importante. Se le perdona y se acabó. Pero, el volver a confiar exige como mínimo verificar el nivel de arrepentimiento y la disposición de no volverlo a hacer. Ninguna de esas cosas las vi en los directores.

Un día, me llamaron del país a donde había ido por motivos académicos y me dijeron: “quiero pedirte en nombre de los directores una disculpa… tenías razón”… me quedé perplejo y pregunte: “tenía razón en qué?”… me respondieron: “en todo”. Joder! Nunca, ni en mis mas vanidosos sueños, me creí tan inteligente como para tener razón en todo. El problema fue que ese buen amigo que representaba a “los directores” no era “los directores”… ¿quienes son “los directores”?... no eran los que me despidieron de mi trabajo como profesor con tal de encubrir a un numerario -secretario general de la universidad- que era alcohólico y mujeriego, no fueron los que recibían mi charla fraterna y luego hacían de mis jefes en el trabajo y de mi director en mi casa (cosa por demás asfixiante y prohibida), no fueron los que sentían que representaban la voluntad de Dios para mi y que afirmaban leer en el corazón de las gentes como el “Inge” Valenzuela, no fueron los que manipularon a supernumerarios moribundos para que dejaran parte de su herencia a la Obra y así ganar el cielo, no fueron los que violentaban el secreto de confesión escribiendo informes acéticos de las personas, no fueron los que me pidieron sabotear el trabajo de hermanos suyos que no se atrevían a enfrentar, no fueron los que se engolosinaron con el poder, no fueron los que me recomendaron mejor no comentar nada de lo que había visto a los directores de otros países (para no agobiarlos claro!)… no; simplemente eran demasiadas gentes y personas que cambiar. Yo también –como Damian (27-Jul-09) odio las revoluciones.

Don Kiko, me recomendó con profunda humildad su propio artículo… “tu problema es que no sabes perdonar”… me dijo proféticamente… lee lo que he dicho, que esta tan bien dicho (esto último lo invento)… y lo leí. No mucho después me pregunté -una vez terminado el artículo del “golfista del traje talar”-: ¿donde esta la parte “B”?… ¿donde esta la segunda parte?... ¿donde esta el manual de “Cómo pedir perdón”?…

Recuerdo que de entre los tantísimo días de charlas y retiros, la formación más deficiente que recibí fue la de “cómo ser director”… nadie me enseñó… nunca aprendí!... recuerdo que me refirieron a leer un montón de vademecums y ya está!… a recibir charlas y tomar decisiones de almas que la Gracia no faltará!!!... que yo recuerde nunca me dieron una charla de cómo saber pedir perdón a mis hermanos. Creo que es una omisión gravísima en la prelatura.

Ahora veo claramente en mi trabajo diario (como es verdad que el trabajo –con sus golpes- nos santifica y perfecciona!), si se quiere sobrevivir y mejorar, tengo con frecuencia que perdonar y pedir perdón. Tengo que saber que la gente –me incluyo-, ante un problema que resolver, no se equivoca porque tiene algo personal… la ignorancia o el error no suelen ser intencionales… Creo que una empresa se juega su supervivencia –y con ella los puestos de trabajo que genera- en la medida en que reconozca, corrija y aprenda… en la medida en que pida perdón. A esto, K. Popper le llama aprender, en efecto “all life is problem solving”.

En la medida en que la Obra aprenda a reconocer errores, pedir perdón y corregir, en esa misma medida asegurará un mecanismo de aprendizaje y se ganará un lugar en el futuro. De otra manera no hace sino ahogarse. Tendría que aprender de la Iglesia!… cuantas veces no ha tenido que reconocer un error y pedir perdón. Pues ya saben, cuanto antes mejor!... sobre los demás factores que la Obra tiene que mejorar para subsistir, mas después.

De lo ridículo y lo obsoleto

A mi parecer, una de las consecuencias de ocultar los errores y no saber pedir perdón es el llegar a ser ridículo y obsoleto. Siento que eso se debe a que al obligarse a no saber escuchar y cegarse ala crítica -y aún proscribir la autocrítica-, uno termina viviendo en un mundo irreal, burbuja de cristal. Para los de fuera, resulta risible. Los de dentro, dramático, a veces no se dan siquiera cuenta. Durante mis últimos años fui encontrando muchos usos y maneras de la Obra que simplemente son insostenible. A continuación detallo algunos de los que me vienen a la cabeza, seguro tú puedes aumentar esta lista con los que has visto y oído:

Máximas

Típicamente dichas por el santo Fundador durante distintas épocas de su vida (en salud o depresión), sacadas de contexto y absolutisadas para hacer callar a alguien:

Los directores son la voluntad de Dios para ti
Difícil de sostener y probar, es un asunto de Fé. Desde luego te deja a merced de esa figura incierta y por demás impersonal que son “los directores”… quiénes y cuántos son?; cómo hacen para saber lo que Dios quiere de mi?; porqué Dios les habla a ellos y no a mí?; y si alguno de ellos es pecador sigue siendo la voluntad de Dios para mí?...
Los directores, cuando actúan en consejo, no se equivocan
Pues nada! Si ellos son la voluntad de Dios y además son infalibles, joder!; No hay nada mas que hacer; espero que en los consejos haya oportunidad del discenso… en los que vi no mucha… y los que disentía se les bajaba de rango… nada de andar cuestionando cosas ni poniendo a nadie en evidencia…
Los directores tienen gracia de estado para desempeñar su cargo
Así que aunque los veas medio torpes, ten fé, Dios les asiste para que no caigan!; esto no es tentar a Dios… si Él escribe con patas de mesa… así que si claramente eres pata de mesa no te preocupes!... este suele ser mas bien un argumento típicamente utilizado cuando se nombra a alguien sin experiencia como director espiritual o no de sus hermanos!... ánimo, Dios te va ayudar… echando a perder se aprende!
Los directores tienen una gracia especial de Dios para leer en el corazón de la gente
O sea que saben de entrada si alguien es buena o mala persona, así como sus intenciones. No se les deja ser jueces, pero basta con que sean directores. Esto contradice la norma de la Iglesia que dice “ab intra neque Eclesia judicat”… pero en la Obra ellos si que saben y juzgan…
El que obedece, no se equivoca
errr, bueno si a pesar de todo, obedeciste algo claramente estúpido y queda más que patente que en efecto era estúpido, no te preocupes… tu no te equivocaste… lástima que ni moral ni legalmente esto sea un argumento de excusa de responsabilidad… solo sirve dentro de la Obra… ah! Y no olvides que hay que “saber obedecer inteligentemente”… what ever that means…. Osea que su obedeces y sale una guachada pues es tu culpa pues no supiste obedecer inteligentemente.
El espíritu de la Obra está escrito sobre roca, es inmutable
alguno de los que aquí leen me ha comentado que con esta frase el Fundador le dio el tiro de gracia a su fundación. Como el Dr. Frankenstein a su criatura. Incluso, dicen los relatores, que llegó a maldecir… si a maldecir a aquel que se atreviera a cambiar un ápice del espíritu de la Obra… que maldecir no es propio de un santo???... ahhh no hay ser escrupulosos!… La Obra al nacer “en el mundo” no necesita ningún “agiornamento”… Aquí sí le ganó a Nuestro Señor Jesucristo, congrua conguris referenda.
Para una persona con vocación, fuera de la Obra no hay salvación
En efecto hay que saber quemar la naves y no dar marcha para atrás. La vocación, como es entendida dentro del Opus Dei es una elección directa de Dios a una alma hecha desde toda la eternidad para efectuar una tarea concreta… si se deja, se traiciona a Dios mismo!!!... nada de confiar en el perdón nada… algun sacerdote QED me dijo ante mi filosa pregunta… “bueno no es que se condene, pero si es muy difícil que se salve”… ah bueno!, ya decía yo.
En la Obra el mandato mas fuerte es un por favor
esto la verdad es de agradecerse… sólo faltaba que te gritarán… pero dado que: 1) los directores son la voluntad de Dios; 2) son infalibles; 3) leen el corazón de las gentes y 4) tienen gracia de estado… bueno pues si eso no te basta para obedecer es que de verdad que estas en mal plan o de rebelde!

Praxis

Es decir normas usos o costumbre de vida que claramente nacen y son del siglo pasada y obedecen a paradigmas al menos 100 años antiguos:

Las mujeres no pueden usar pantalones
que horror!, como alguna vez lo mencionó el fundador en persona: “para que no parezcan globos”… no estoy seguro a que se refirió… en fin supongo que tiene algo que ver con que a alguno se le puede despertar algún deseo impuro al ver a una persona del sexo opuesto en pantalones… pero esto me parece mas bien propio de psiquiátrico. Cabe aclarar que esta praxis cambió durante los últimos 10 años… las mujeres en la Obra ya pueden usar pantalones!!!!, todo un logro de mis amigas!!!... animo, todavía falta.
Las mujeres no pueden fumar
bueno es porque en nuestra sociedad en general fumar es mal visto… pero Don Alvaro fumó porque el Fundador se lo pidió para así poder demostrar que no era nada contra el tabaco. La parte sexista no lo acabo de entender aunque, pensando mal, quiero suponer que hace referencia a que hace 100 años las mujeres que fumaban eran mal vistas… es decir sólo fumaban las indecentes… esta indicación sigue en pie hasta donde entiendo… por favor no dejen de limpiar los ceniceros de los hombres, aunque apesten a colilla… que desgracia!
Hay que tomarse 4 semanas de vacaciones para el curso anual más una de retiro
cuestión difícil de explicar en el trabajo si es que se tiene en efecto un trabajo en “medio del mundo” y se pretende no parecer religioso… si se esta en un cargo interno, o se dan clases de religión en un colegio, o se es todavía estudiante, bueno pues es en general posible. Desde que trabajo en algo no relacionado con el Opus nunca se me ha ocurrido pedir 4 semanas de vacaciones consecutivas… vamos ni para mi boda!.
Todo lo que te regalan se le debe dar a los directores
ah!, principalmente si es tu familia quien te lo regala… es para que no te apegues a regalos personales… el fundador incluso sentía que se apegaba a las piedras que usaba de pisa papel… de ahí que nos ayudó a todos a evitar esas tentaciones… gracias!... a veces, y como un detalle de predilección los directores te aprobaban quedarte con aquello… joder! que alegría e ilusión…
Tu correspondencia personal te la revisan y abren los directores
esta práctica es francamente ilegal en los países anglosajones y nunca vi en ellos que ningún director siquiera sugiriera hacer algo así. En esos sitios abrir la correspondencia ajena es delito federal. La verdad muy pocas cartas recibí y me abrieron… no estoy seguro si sigue en boga o no… cuando se sospechaba de alguien, se le solía abrir sus estados de cuenta… así se evitaría que alguien actuara como Marcial Maciel… bueno viendo el caso no estaba de más… en estos tiempos en nadie se puede confiar!
Yo creo en un hijo mío mas que a 50 notarios que digan lo contrario!
gracias a Dios! Entonces para que abren mis cartas?... no sería mejor de plano preguntar?, digo, para ahorrar tiempo.
Tienes que salir de compras acompañado por otra persona
muchas veces me preguntaron si esa persona mayor con quien iba era mi padre o que (alguno dijo de echo, “es mi muchacho!”, no lo recrimino)… ya mas grandecito no dudo que algun@ haya pensado que hasta gay era… al final compraba cosas y nadie me preguntaba nada al respecto.
Todo lo que se compra se tiene que consultar antes con el director
eso si lo hacía… es bueno ser objetivo en que se necesita y que no… ahora en mi closet no cabe un alfiler más… esto de tener ropa de invierno y ropa de verano es absurdo… tengo que dar un par de maletas llenas a “la boutique” del algún centro cercano… una vez un ex rector –poco deschabetado- nos hizo el favor de comprar corbatas italianas baratísimas a los de su centro para dejar en la boutique y nadie compramos mas corbatas… en efecto eran baratísimas… creo que el no consulto este favorcillo, pero siendo de los directores pues no se equivoca! Es la voluntas Dei! Jale a sonreír!... la verdad nunca le di importancia… erggg… corrijo, la verdad nunca las use.
No puedes ir solo en un auto con una persona del otro sexo
bueno, eso es fácil, cuando dos personas de sexo opuesto van en un mismo automóvil hay que suponer de entrada que son amantes… o que están a punto de serlo… ah! Y esto no es pensar mal de nadie… es simplemente un echo fáctico de la vida… no importa que llueva o que sean las 10pm o que uno se sienta mal…
Cuando se pasa a hacer la limpieza te echan de la casa
esta es práctica… ya se estorba suficiente ensuciando… recuerda: a la administración (NAX) ni se le oye, ni se le ve, ni se le huele, ni se le toca, ni se gusta… sobre todo esto último!... son figuras angelicales que mágicamente pasan a tus habitaciones y chaz! Quedan limpias… joder que si son tenaces! Todos los días, durante veinte años movieron mis cosas del baño… sistemáticamente en el mismo orden!!!... de corazón lo digo: siempre fueron y son como mis hermanas… nunca les podré agradecer lo suficiente y dejarme de sentir culpable por todos los abusos a los que fueron y son sometidas en el nombre de Dios…
Cuando se ayuda económicamente o con algún recurso a la propia familia, no es el familiar, sino la Obra quien ayuda
la verdad nunca vi este caso… supongo que es muy penoso y vergonzoso que a la viejecilla viuda y enferma se le recuerde que si vive no es gracias al inútil de su hijo que vive como rey en el Opus (inútil!), sino gracias a la caridad de la Obra… asi, viven de la caridad.
Nunca cierras la puerta de la oficina cuando están con una persona del otro sexo
a menos que tengas una ventana grande en la puerta para que todos vean lo que pasa allí dentro… es prudencia mínima… porque sino en cualquier momento se le echan a un@ encima!!! Si les contara o si las contara el numero seria tan cercano al número de idiotas que dice el Libros de la Sabiduría que existe <<infinitum est>>!!!... pero que piensan? Que uno en el trabajo nomás anda viendo a quien seduce?... no han oído hablar de que el acoso sexual es un crimen… y que es principalmente penado en el trabajo??? Pues en que países viven???
L@s numerari@s no donan sangre… en principio
no es por sentirse de sangre azul, ni por tener alguna enfermedad contagiosa, mas bien es porque en estos tiempos la sangre sin VIH vale y entonces nos dejarían sin ella!!!, eso me dijeron... recuerdo que ya en mi primera juventud fui a donar sangre para la madre de alguno de mis entonces hermanos (con permiso especial)... la enfermera me pregunto “cuantas veces por semana tiene relaciones sexuales?”, supongo que para determinar mi grado de promiscuidad y por tanto el riesgo de mi sangre (como si no hubiera pruebas de laboratorio!)… le dije sin mentir… “ninguna” … “ninguna????... ah, es usted gay???”… “no”, “esta casado?”, “no”,”tiene novia?”, “no”… “y no quiere salir conmigo?”… “NO”… ya ven?, por eso no íbamos a donar sangre!
Tienes que hacer un testamento y poner como testaferro a las personas que los directores te indiquen… normalmente ellos mismos
la verdad cuando me lo pidieron no me importó, no tenia nada!… el notario era también de la Obra así que nadie me previno de nada… ahora me doy cuenta de que si muero sin haber cambiado ese testamento, mi familia no recibirá nada y todo se irá a la Obra… joder! a cambiar sus testamentos chicos si no lo han hecho aún.

Noto con tristeza que me he alargado y apenas comienzo!, será signo de que incongruencias hay muchas?... no lo sé, así que de esto, más, después…

De lo innegable y lo francamente raro

Pues nada! secuela de mi participacion anterior... prometo que es lo último… no, mejor no prometo nada, no hace falta. Se trata de frases, maximas, usos y costumbres que se viven corporativamente y que les encuentro un gusto raro...

Frases con las que se niega lo innegable

En la Obra hay que tocar, empujar la puerta para entrar, pero la puerta de salida esta abierta de par en par. Aquí no se retiene a nadie!
yo sugeriría -dados los últimos tiempos- que mas bien se intente lo contrario a ver si alguien queda!... en mi experiencia vi que lo más que se le hacía esperar a un adolescente que pedía la admisión como numerario era una semana… en esta web abundan relatos donde las entrevistas de salida duran meses y meses mas recibir la dispensa…
Somos cristianos corrientes en medio del mundo
si por eso nos gusta que nos sirvan con guante blanco y en charola de plata… todos los cristianos hacen eso que no???, todos se aplican disciplinas y ponen dos horas el cilicio, todos viven en comunidad y solo se confiesan con el cura que se le ha permitido (normalmente parte del consejo local)… de todos se escriben informes acéticos y se les conmina a quedar de profesores de religión en colegios de niños… a todos… etc!...
No somos religiosos ni vivimos en comunidad religiosa
le pregunte a un numerario “y que dicen tus amigos de que vives en una iglesia (la Nueva Iglesia de Sta Fe en México)??? no piensan que eso es medio clerical???”… me contesto “me importa un $#@(* lo que piensen!”, oleeeeee la gracia!!!! Al menos no me contesto, “no tengo amigos”… a ver a ver… no son hermanos de sangre, viven bajo un mismo techo, viven en la casa de una iglesia, tienen una capillita en su casa, comen y rezan todos juntos, viven tiempos de la mañana y de la tarde, viven con curas, ninguno esta casado ni piensa casarse pues vive el celibato apostólico, solo uno de ustedes trabaja en algo más o menos normal, necesitas permiso para todo aun siendo grandecito… bueno! soy sólo yo???, si camina como pato, come como pato, grazna como pato, vuela como pato, tiene forma de pato… puede ser que exista la lejanísima posibilidad de que sea pato!.
En el Opus Dei no hay votos, ni botas, ni botines, ni botones (frase reproducida por D. Severino Monzón, meditación para chicas de San Rafael en el Colegio Mayor Zurbarán, noviembre 1970)
siempre me pareció ingeniosilla la frase del Cervantes de la Iglesia. Si recuerdo de mis clases de teología, de las que di y recibí, un voto es una promesa hecha a Dios de hacer algo bueno. Cuando se hace la admisión, la renovación o la fidelidad, solo se hacen compromisos ante Dios… no se hacen votos o promesas de obediencia, pobreza y castidad como lo hacen los religiosos… noooooo, se hacen meras propuestas con testigos y todo… es un asunto jurídico/contractual (derechos y obligaciones), pero no de votos… Dios nos libre!!!! religiosos nunca!... botas, botones y botines si vi, la verdad.
Al Padre no se le mortifica con problemas solo se le cuentan anécdotas apostólicas que le alegren
pobre Padre!, espero que en algún momento alguien se tome el tiempo de informarle de lo bueno y de lo malo… para que así alguien haga algo!!! Que alguien tome decisiones, que alguien dé alguna indicación sensata… me pregunto ahora: realmente el Padre gobierna?... en una tertulia de mayores a la vuelta de nuestro Vicario delegado de Roma, alguien le pregunto… “oye fulanito, me parece muy bien lo de tu viaje y que hablaste en privado con el padre y todo, pero qué te ha dicho el padre de lo que pasa en México?… qué tenemos que hacer para que no se vayan tantos?, que piensa de lo que esta pasando en México????”... “que qué dice???... nada! al padre no se le importuna en momentos tan íntimos con problemas… el ya lo sabe todo!”… “humm”, pensé, “o sea que sigues de director verdad?” esto último me lo calle…

“Como sabemos de sobra, las cartas que se le escriben al padre, deben manifestar un talante positivo y alegre, deben evitar – por cariño al padre, al que hay que ahorrar todo tipo de contrariedades innecesarias y menos por nimiedades personales – quejas, reproches, y todo lo que pudiera significar valoraciones negativas. Deben además manifestar el cariño del que escribe, sus deseos de fidelidad, su resolución de luchar a brazo partido si fuera necesario por ser mas apostólico, mas santo, mas entregado”

No se juega Golf ni se va al cine o espectáculo público por pobreza
Bueno una navidad en que estábamos tres tristes tigres, el secretario, el cura y yo, la verdad la verdad, nos lo llevamos al cine… era el cumpleaños del sacerdote del centro… para colmo estrenaban la última parte del Señor de los Anillos… en es país del norte de Europa… frio y solos comenzando la labor… pues nada, cuando entré al cine me invade un aroma indescriptible… me lleva por los cielos… mmmm ahhh mmm ahhh, huele a palomitas de maíz!, que felices fuimos!, luego nos cayo la fraterna… ni hablar lo bailado nadie nos lo quito… yo no sentí haber faltado a la pobreza… seguro algo similar siente el Conciliario cuando juega al Golf… el no paga el green fee… ojos que no ven corazón que no siente!. Creo que a la Maxi Pantalla si se puede ir… fui con frecuencia con los sacerdotes de mi casa… roncaban que daba gusto!

“El jugar golf, por poner un ejemplo, fue prohibido por años en los cursos anuales de este país, por parecer a los directores una práctica burguesa y aburguesante. Sin embargo, dado que buen número de directores, incluyendo vicarios, se dedicaban plácidamente a ese deporte, ahora se tolera, e incluso se llega a permitir, sin demasiada publicidad, es decir, con estética antiescándalo.” (Castalio, El_Opus_Dei_en_México )

No existe un índice o lista de libros prohibidos, solo una lista de recensiones y libros recomendados
no existe, y además los escritos de Ratzinger nunca estuvieron ahí indexados como algo no recomendado para leer… no eso no paso en el Opus que yo conozco… fue otro tiempo, otro mundo, otra historia <>… Hay que saber querer al Papa cualquiera que este sea… desde luego! Ni modo que quedes excomulgado… pero quererle de verdad, no hacer como que se le quiere…no solo darle generosos donativos para luego criticarlo a sus espaldas… En el centro de estudios, de vez en cuando, nos encargaban a alguno la limpieza del infierno… si, un pequeño cuarto en el sótano de la casa donde se almacenaban los libros proscritos… se los mandaba al infierno… supongo que el de alguno de ustedes se encuentra ahí.
En la Obra no hay amistades particulares
todos se odian… no, es broma!, pero la verdad nunca entendí bien a que se referían con el adjetivo de “particulares”… un buen amigo numerario mayor me ha comentado que el piensa que se refiere a que en los comienzos, en los tiempos aquellos in illo tempore, previos al concilio, por “amistad particular” en la curia romana se entendía “amistad homosexual”, joder! que fuerte!!!!, no ni hablar, por mi que no se permitan!!!. En este sentido, y porque ha sido un tópico que ha salido antes en esta web, yo nunca supe de dos que tuvieran su “traca traca”, su “aquellito”… sé de -y conozco- miembros numerarios que son claramente afeminados, pero que con gran virtud controlan sus emociones, algunos de ellos directores… se de otros que dejaron la Obra y que entonces salieron del closet (alguno incluso dirige el movimiento gay de su país)… y a ver quien los vuelve a meter!... se de algún evento -que mas que ser la norma fue la verdadera excepción- de alguno que se le intentó resbalar a otro (relatado por Alchile) con el consiguiente escándalo del segundo… de ahí a que no haya amistades es otra cosa, una mejores que otras sin duda, unas con las que aún me distinguen y que aun conservo desde luego!

Usos y costumbres francamente raros

No se habla con las nax, de echo ni se les mira
Bueno, entiendo que no era el tema prestarse al cotilleo, pero siempre fue un asunto un poco raro. Nunca he sentido tanto miedo como el día en que me quede dormido en un curso anual y me despertó la persona que entro ha hacer limpieza a mi cuarto!!! Que brinco pegué… como ratón encerrado no sabia a donde correr… que hacer… cuentan de alguno que incluso trato de saltar por la ventana pero la numeraria lo detuvo con un grito de “no se suicide, no salte”… bueno no era para tanto, pero miedo si sentí… que palpitaciones… claro tampoco era el plan de salir en pijamas por los pasillos… ese dia no se hizo la limpieza en toda la casa... no nos tendieron las camas... sorry!
Se usa una campana en la mesa para que te atiendan
Creo que esto ya no se usa… una campanita joder!!!... fue lo que mas extrañe cuando deje la Obra… llegue a mi casa –su casa-, me senté a la mesa a la hora en punto, tilde la campanilla y no apareció ni su abuela!... en Inglaterra si que la usábamos y era bastante posh (si, como la posh spice)… raro, francamente raro, como del siglo pasado.
Normalmente te sirven a la mesa con uniforme y 8 cubiertos
Nunca vi uniformes tan bonitos como los de US y UK… eran francamente elegantes. En algunos países en desarrollo (por no decir subdesarrollados) se entiende que existan aun diferencias sociales tales que alguna persona pueda ser contratada para servir a la mesa… la tendencia es que esto va de salida. Los 8 cubiertos no los ponen ni en restaurantes. Desde luego llama mucho la atención este despliegue de elegancia con la consabida pobreza institucional, típicamente ninguno de mis amigos lo entendía, no hay nada que entender… a los pobres no les sirven a la mesa ni usan 8 cubiertos.
En fiestas te sirven con guante blanco y bandeja y cubiertos de plata
En la residencia de estudiantes donde viví durante 1 año, uno se pudo un guante blanco y por la espalda se le acercó a otro… metió la mano, y en vez del plato tomo de la mejilla a aquel y le dio un buen pellizcón… imagínense la cara de susto que puso!. La verdad, después de visitar muchos restaurantes de todo tipo y en muchos países, nada como los días de fiesta… que platillos!... gracias.
Para navidad tienes que escribir una cartita al Niño Dios pidiendo lo que quieres de regalo
Espero que ninguno de mis amigos se haya enterado jamás… ya a mis 35 añotes el escribir esa carta era francamente absurdo… en los centros donde fui secretario, los mayores no escribían carta sino lista de opciones… algo que no pudieras consultar para comprar y que no faltara a la pobreza… siempre me esforcé en comprarles lo mejor de lo mejor… muchas veces me excedí pero nadie me lo recriminó, es fácil ser generoso con el dinero de otros… las mejores marcas, los modelos mas finos. Buscaba como si fuera para mí… muchas veces de mis viajes aprovechaba para despachar de la lista… El regalo de broma que se recibe junto con el regalo serio siempre me pareció simpático.

Ya no más! la lista sigue… usted añada las propias… mientras salud y pesetas!



Original

Personal tools