Sobre el sacerdocio

From Opus Dei info

Cap.2 de La doble doctrina del Opus Dei

Autores: Compaq y Brian 20-8-2004


Comenzamos la exposición de esa doble doctrina tratando el tema del sacerdocio (el tema del sacerdocio no se acaba aquí, ya iremos comentando otros aspectos relacionados).

Doctrina externa: Del libro: “Amar a la Iglesia”. Autor: José María Escrivá de Balaguer. Punto 38:

"El sacerdocio lleva a servir a Dios en un estado que no es, en sí, ni mejor, ni peor que otros: es distinto. Pero la vocación de sacerdote aparece revestida de una dignidad y de una grandeza que nada en la tierra supera. Santa Catalina de Siena pone en boca de Jesucristo estas palabras: “no quiero que mengüe la reverencia que se debe profesar a los sacerdotes, porque la reverencia y el respeto que se les manifiesta, no se dirige a ellos, sino a Mí, en virtud de la Sangre que yo les he dado para que la administren. Si no fuera por esto, deberíais dedicarles la misma reverencia que a los seglares, y no más... No se les ha de ofender: ofendiéndolos, se me ofende a Mí, y no a ellos. Por eso lo he prohibido, y he dispuesto que no admito que sean tocados mis Cristos” (Santa Catalina de Siena, El Dialogo cap. 116; Cfr. Ps CIV, 15).

Algunos se afanan por buscar, como dicen, la identidad del sacerdote. ¡Qué claras resultan esas palabras de la Santa de Siena! ¿Cuál es la identidad del sacerdote? La de Cristo. Todos los cristianos podemos y debemos ser no ya alter Christus sino ipse Christus otros Cristos, ¡el mismo Cristo! Pero en el sacerdote esto se da inmediatamente, de forma sacramental."

Doctrina externa: Entrevista a D. Javier Echevarría, publicada en el diario 'La Repubblica', con motivo del Centenario del nacimiento de Josemaría Escrivá. Roma, Italia (10-I-2002). Recogido en Romana N° 34 • Enero - Junio 2002 • Pág. 99.

Pregunta: Durante mucho tiempo han llovido críticas de que se hace un proselitismo excesivo, también entre menores de edad, o de coacción psicológica para confesarse sólo con sacerdotes del Opus Dei.

Respuesta de D. Javier Echevarría, actual Presidente General del Opus Dei: "Francamente me parece que las críticas a las que alude, que por otra parte nunca se han demostrado, están ya superadas. En cuanto a la obligación de confesarse debo decirle que no responde a la verdad. Una disposición de este tipo sería contraria a la libertad que la Iglesia reconoce a todos los cristianos. Que después los fieles de la Prelatura prefieran confesarse con un sacerdote que les puede ayudar mejor porque vive su mismo espíritu, me parece del todo lógico y normal. Sin embargo, tienen siempre entera libertad para confesarse con cualquier sacerdote católico."

Doctrina interna: Del Fundador, de la Carta 28-III-1955.

"QUIERO ahora, hijas e hijos queridísimos, deciros una vez más cuál es nuestro espíritu al usar de ese medio hermosísimo de santificación, instituido por Jesucristo, que es el sacramento de la Penitencia: y que, como una manifestación de cariño materno de la Obra, para nosotros es también al mismo tiempo medio de dirección espiritual.

"Quiso el Señor como Pastor de estas ovejas a vuestro Padre, y a quienes del Padre reciban esa misión: los Directores y los sacerdotes de la Obra, porque no se le da ordinariamente a nadie que no sea del Opus Dei. Los que no son de nuestra familia, no son buenos pastores de mis ovejas, aunque sean muy buenos pastores de las suyas, de las de su grey. Sólo es Buen Pastor el que, conociendo y viviendo nuestro espíritu, recibe esa misión de quien puede dársela: a éste abre el portero, y las ovejas escuchan su voz, y él llama por su nombre a las ovejas propias y las saca fuera. Y, cuando ha hecho salir a sus propias ovejas, va delante de ellas, y las ovejas le siguen, porque conocen su voz (Ioann. X, 3-4). Por eso, los miembros del Opus Dei, si de verdad quieren ser fieles, no siguen a un extraño, sino que huyen de él, porque no conocen la voz de los extraños (Ioann. X, 5). ¿Y no podrían ir otros a buscar las ovejas, y apacentarlas bien, y volverlas al redil? ¡No! El Señor nos lo dice terminantemente: alienum autem non sequuntur (loann. X, 5), las ovejas no siguen al extraño.

"Los que no tienen misión dada por el Padre o por los Directores Regionales, no pueden ser buenos pastores. Porque el sacerdote que recibe la confesión no es solamente juez, sino también maestro, médico, pastor. ¿Cómo podría ejercer bien esas funciones quien ignorase lo que Dios quiere de nosotros, según la vocación que nos ha dado? ¿Cómo, si no tiene nuestro espíritu? ¿Cómo, si carece del mandato legítimo, y por tanto de la gracia especial para ejercer bien su misión?

"Vosotros, hijas e hijos queridísimos, siempre, pero especialmente cada vez que tengáis una enfermedad del alma y necesitéis de un médico, iréis a vuestros hermanos. Les abriréis el corazón de par en par, con sinceridad, con verdadero deseo de curaros; y esto, en la Confidencia, con el Director laico —mis hijas, con la Directora—, y en la confesión con los sacerdotes designados por el Consiliario.

"Si obráis de este modo, con esa amorosa delicadeza que se ha vivido en la Obra desde el comienzo, la dirección espiritual se da eficazmente, y las almas se santifican y trabajan: son y hacen el Opus Dei con alegría y con paz."

Premisas de la doctrina externa (en concordancia con la doctrina de la Iglesia):

  • El sacerdote, por el sacramento del Orden, es otro Cristo.
  • Los miembros del Opus Dei son libres para confesarse con cualquier sacerdote.

Premisas de la doctrina interna (doctrina que practican los miembros):

  • El Señor nos dice que las ovejas no siguen a un extraño (a un sacerdote que no sea de la Obra).
  • Un miembro de la obra sólo debe confesarse con un sacerdote de la obra.

Conclusión: La doble doctrina del Opus Dei: la primera, para la galería; la segunda, la real de la prelatura.

Personal tools