Pitaje a los 14,5 años = acoso de un menor

From Opus Dei info

Por Marife33, 26.01.2009


Escribo por primera vez, después de 16 años de salir de la obra, una vez que ya han cicatrizado las heridas. Si lo hago no es por rencor, ni por despecho, como comprenderéis, después de tanto tiempo, eso ha cedido espacio a la indiferencia, pero no puedo dejar mi experiencia en el olvido, y quiero que muchas otras niñas y niños de 14 y medio, no pasen por lo que he tenido que pasar, y se queden sin adolescencia y juventud como yo.

Tenía todas las papeletas para ser engullida por este ogro:

  • Familia de clase media- alta
  • Madre supernumeraria
  • Hermana mayor numeraria.
  • Alumna de colegio del opus dei
  • Buena estudiante, carácter dócil, responsable.

Haced un cocktail con todo esto y el resultado es un proyecto de numeraria de 14 años, que dedicó sus años de adolescente a ir a círculos, convivencias de estudio y demás historias, creyendo, aunque engañada, que ya era miembro de la obra, cuando en realidad, hasta la mayoría de edad, no pertenecía a ella.

A partir de allí, la trayectoria normal de una numeraria joven, ingenua y crédula, que acabó con una mujer de 22 años ingresada en un hospital siquiátrico por una depresión exógena, causada por la obra de Dios, según los médicos que la trataron.

Esta historia no acaba mal, la que esto escribe es ahora madre de dos niñas preciosas, que por supuesto estarán lo mas alejadas posible de colegios o centros de la obra. Ellas irán a un colegio, eso si, menos elitista, pero en un ambiente más sano y normal. Al menos la historia no se va a repetir.

Tengo la esperanza de que me lean mucha gente de 14, de 15, de 16 y de 17. Sé que muchas veces hacemos caso omiso de la experiencia de otros, y preferimos vivirlo nosotros mismos, pero me gustaría ahorraros tanto sufrimiento y tanta tristeza.

Todo esto ha sido muy duro para mí, tanto que ahora soy muy fuerte, y ya no me afectan tanto las cosas. Pero lamento mucho haberme quedado sin juventud, sin adolescencia y simplemente digo, a tí que estas pensando en entrar, dale tiempo al tiempo y vive ahora la vida. Si más adelante, con 18 o más lo piensas, seguramente tendrás más elementos de juicio que ahora. No te dejes influir por lo que te diga la directora, el director, el cura o quien sea. Sé fiel a tí mismo.

Y un mensaje para los buitres que se aprovechan de niñas y niños de 14. Sí, tú, numerario/a de un centro de menores, ten en cuenta que tratas con niños, y estáis violando su frágil voluntad. Ten en cuenta que un menor es totalmente influenciable, y que si tú le caes bien, para el serás su Dios, y es probable que haga todo lo que tu le digas, de la misma manera que copia a la más guay de la clase en la manera de vestir. Dile que se haga de la obra, y se hará. Dile que haga puenting, y lo hará. Solo por que tú se lo has dicho.

Basta de acosar a menores indefensos, convenciendoles de que tienen que pitar, por el simple hecho de que han cumplido 14 y medio, y ya toca. Basta de jugar con gente indefensa. Basta de toda esta indefensión. Yo me siento víctima de todo esto, víctima indefensa, marcada por todo esto aunque me haya podido recuperar.

Para mí, la mejor indemnización, sería conseguir algún niño o niña, como yo lo era, cambie de opinión, y se decida a tomar su propio camino, no el que una numeraria o un numerario decidan para él o ella.

Gracias por vuestra atención a todos los que fuimos niños, y de golpe y porrazo dejamos de serlo por estar en el sitio equivocado y en el momento equivocado.



Original



Personal tools
Opus Dei info
In other languages