Opus Dei: un 'socialismo real'

From Opus Dei info

Por Ben, 8.06.2007


Si en este momento histórico existe un "socialismo real" es el que se da entre los numerarios/as y agregados/as del Opus Dei.

De ahi lo ridiculo de que miembros de esta institución critiquen externamente "al socialismo": es que no lo "ven", definitivamente ellos están viviendo en tal sistema, y no tanto por motivos espirituales como por motivos materiales y de orden práctico.

Tal es así que, haciendo un paralelismo, la carga impositiva a los numerarios y agregados sobre sus ingreso es del 100 %. Los recursos son administrados por una burocracia designada a dedo, sin elección ni participación de los dirigidos.

Es un sistema que centraliza los recursos y luego los redistribuye a su criterio, permitiendo una mínima actividad privada, siempre a criterio y a utilidad de la burocracia central.

Todos los procesos culturales están dirigidos y centralizados. Incluso el tipo y el horario de las comidas, la hora de levantarse, el momento y el lugar para distraerse: o sea un sistema socialista pleno en todas sus facetas. Ningún miemro puede ni siquiera elegir donde vivir o donde pasar sus vacaciones.

La actividad privada -que no es tal, ya que no hay nunca una disposicion plena de los bienes- es siempre condicionada, permitida como mal menor. Peo al no haber plena disposición de los bienes propios no es juridicamente una actividad privada. Es una "patente de corso", un permiso para trabajar en tal actividad al servicio de la institución.

De ahi la terrible contradicción: la burocracia requiere cada vez mas recursos, los miembros son vistos como los que deben contribuir a ese mantenimiento económico -solo como proveedores-. Asi son observadas, maniatados, teledirigidos, cuestionados de modo permanente por una burocracia que no tiene otra cosa que hacer, ya que vive del resto.

El sistema deriva en falta de iniciativa, como en todo sistema burocrático, en un pensamiento único, en acusasiones permanentes a los supuestos "opositores", los que no forman parte de la "Nomenklatura" del momento.

Es incompatible un sistema económico de ese tipo con una vida laical, y es incompatible con todo tipo de libertad cultural o de pensamiento. La práctica lo está demostrando.

Un modo de compartir los recursos semejante solo es posible en comunidades de monjes o en comunidades pequeñas, donde se hace como testimonio cristiano, no de sistema de beneficio y usufructo economico.

De hecho en el Opus Dei todo está regulado por una "Nomenklatura"



Original

Personal tools