Mi psicodiagnóstico

From Opus Dei info

Por Naranjas, 2.02.2009


Al leer la INTERESANTISIMA NOTA de Maria Luisa, sobre: “Sectas Destructivas: Definiciones y Metodología de Análisis”, entendí con una gran claridad que esos 8 criterios con los que a mi me enfermaron antes de salir de la obra, todos y cada uno. Vi con claridad muchas cosas. Yo estaba bien en la obra hasta que alguien, poco a poco, me empezó a cuestionar cosas tan simples como: ¿eso es realmente lo que quieres? ¿no te gustaría tal cosa? ¿eres amiga de verdad de esa persona que te dirije? ¿te gusta confesarte con tal? ¿deseas hacer eso?

Eran preguntas que yo nunca me habia hecho, las daba por inexistente, el yo se pisotea, eso es un capricho, deciden por mi, el que obedece no se equivoca, esto es lo que Dios quiere para mi… ¿y que quieres tu? No sé, solo se que tengo que querer lo mismo que Dios…¿y estas segura de que Dios quiere eso?

Me pasé mas de un año charlando con esa persona que su ultima intención era sacarme del Opus Dei, del que no tenia referencias y al que miraba con cierto afecto porque sentía afecto por mí. Eran conversaciones sobre mi, no sobre el OD.

Por otro lado a mí siempre me llamaba la atención...

me hacía gracia que mi padre, sn también, cuando nos veíamos y charlábamos, siempre terminaba diciendo: Ay Cristina, cuando vas a volver a ser la de antes, tu tenías inquietudes, escribias poesias, leías, tenias conversación, ahora eres monotemática….Y yo pensaba, que es la poesia, la conversación, la lectura, ante la maravilla de que Dios me ha elegido para hacer el OD… Pero algo me decia que ese no era el camino, aunque estaba tan metida que no veia mas allá de mis narices.

Mis conversaciones y amistad con aquella persona me hicieron ver que habia algo ilógico, que no iba, y ese encuentro con la realidad que era yo misma, a la que no conocia meparalizaba, me daba miedo, estaba nerviosa y no sabía bien que me pasaba.

Mi matrimonio nunca funciono aunque yo intentaba que funcionara nada más que porque era mi deber y Dios lo quería, pero ¿y yo?.

Entré en una crisis de no saber ya ni que quiero ni que no quiero, me sentía mal conmigo, con la gente. Mi marido siempre ha sido raro y nada comunicativo, es un reprimido de deseos y afectos, y yo notaba que esto, que yo sufría, a mis hijos les hacia mal. Después de años consistió en ir a un psicologo. Fue unos meses y después, como pasa siempre el psicologo me llamó a mi. Estuvimos charlando un rato y le sorprendio mucho que mi marido y yo le dabamos de la misma realidad datos distintos, como si cada uno las hubiera vivido separados. Esa era la realidad, vivíamos asi, continuamente y en todo.

Me pregunto si me queria hacer un psicodiagnostico, y le dije que si, pero no muy convencida, no me gustaba que fuera el mismo psicologo de los dos, al final termino haciendomelo otra doctora y yo recuerdo que fui de muy mala gana.

Me lo hizo, y a la semana me lo entregó. Tuve un tiempo de terapia hasta que me encontre mejor, mas segura, y luego segui charlando con otro psicologo, que mas bien fue un tiempo en el que solté muchos sapos que llevaba dentro.

Al leer la nota de maría Luisa me abri mis documentos y encontré el psicodiagnostico.

Lo leí, ya desde una perspectiva de 6 años, y lo entendi mejor que la primera vez. La primera vez yo aun era del Opus Dei, asi que lo lei a la luz de OD, ahora, a la luz de Opuslibros, Y DE LA NOTA QUE ACABO DE LEER, le hago otra lectura y me sorprende ver que los síntomas que encontraron en mi fueron todos provocados por mis años en la obra, y mis años cargando con un matrimonio sostenido por la obra.

Después de pensarlo mucho he tomado la decisión de publicarlo aquí, porque aunque es algo muy intimo, entiendo que al que no le guste leer cosas intimas puede no leerlo, al que lo lea por curiosidad le doy tema, y el que lo lea con la voluntad de entender mi mensaje, le daré las gracias. No pretendo exponerme, pretendo exponer algo que si muchas personas de la obra, antes de ser medicadas, pidieran hacerse uno así, quizas se darian cuenta que el mal esta en la raiz, no en la poda.

Si lo leen despacio se van a dar cuenta lo que terminó siendo para mi la experiencia OD, explicada por una profesonal que no lo conoce ni sabia que yo pertenecia a la institución. Aunque ya estaba en procesote irme.

Ahí va:

Informe psicodiagnóstico Cristina González

Cristina es una mujer inteligente y sensible. Es dueña de sentimientos intensos variables así como de una inteligencia rápida e intuitiva.
Es idealista y soñadora. Astuta, trabajadora y entusiasta.
Emprendedora con iniciativa, buscadora de resultados inmediatos.
Posee gran capacidad para adaptarse a nuevos ambientes, siendo atenta y protocolar.

AQUÍ LA PSICO DEJO DE LEER Y ME DIJO: LO QUE YO NO ENTIENDO ES QUE TU, CON LO QUE REVELAS CON TU PERSONALIDAD , HAYAS VIVIDO TANTOS AÑOS CON LOS SINTOMAS QUE TE VOY A LEER AHORA, PORQUE NO CONDICEN, HAY ALGO POR AHÍ EN TU VIDA QUE TE HA SUBYUGADO

Cristina llega a la Fundación para realizar un proceso Psicodiagnóstico, en respuesta a una iniciativa de su esposo, en vistas a las serias dificultades que atraviesan como matrimonio.
Cristina responde a las técnicas de manera atenta y ágil. Su actitud, sin embargo, es dura y distante. Por momentos se la perciba a disgusto, poco cómoda.
El análisis de las técnicas manifiesta que Cristina presenta una estructura neurótica de personalidad fruto de una fuerte insinceridad vital que la ha llevado, por ejemplo, a cumplir sin estar convencida de aquello que enfrenta.
Posee un pobre contacto con su intimidad, forzando muchas veces las situaciones a la medida de sus múltiples ideales, desconectadas de su realidad vital. En consecuencia con esto Cristina tiende a evitar, negar, ocultar y mentir.

AQUÍ ME EXPLICÓ QUE PUSO ENTRE COMILLAS MENTIR YA QUE NO SE REFERIA A DECIR MENTIRAS SINO A SENTIRME OBLIGADA POR ALGUN MOTIVO A MANIFESTAR LO QUE PIENSO Y CREO Y QUIERO

Es, a su vez, impulsiva y reactiva, de allí la oscilación que presenta su estado de ánimo, y la falta de sistematización a la que expone aquello que emprende, no pudiendo profundizar en sus asuntos. Buscando una imagen parecería que Cristina se encuentra asomada en su vida, sin animarse a ser la protagonista, sin animarse a escribir el guión de su historia.
'Su notable desvitalización y falta de sentido le ha conducido a trocar sus múltiples ideales 'por metas resignadas y de bajo vuelo en comparación a sus verdaderas posibilidades.
Cristina no se conoce. Es sumamente crítica con los demás pero tiene una enorme dificultad para verse a sí misma. Sin embargo se encuentra llena de culpa, sentimiento que permanece fuertemente en ella.
De fondo, se encuentra dolida y resentida. Se vive frustrada y atrapada en una situación que siente no poder cambiar. Así ha optado por la resignación no haciéndose del todo cargo de la complicidad que presenta frente a su situación vital.
Entre otros, esto encuentra canal de manifestación en una violencia solapada, una bronca que busca esconderse pero que explota por momentos.
Posee un gran vacío y una angustia que trata a toda costa de eludir. Cuanto mas intenta controlar y eludir con mayor pregnancia se instala todo su malestar.
No confía en los demás ni siente que puede descansar en alguien, ni en su marido, ni en su familia. Reniega de una soledad que a su vez promueve dado su fuerte egocentrismo y autonomía.
Cristina elude la intimidad en sus vínculos, muchas veces estableciendo escasa empatía, otras persiguiendo imposibles. De una u otra forma hay distancia e incluso abandono
La relación con su esposo no esta exenta de ello. Cristina ha bajado los brazos y esta dispuesta a renunciar a una vida afectiva junto a él.
Por lo hasta aquí enunciado Cristina necesita tomar decisiones fuertes de vida. Son muchas las renuncias. Es mucha la insinceridad. Es mucho lo que está en juego. Y este camino no podrá realizarlo sola. Necesita un tratamiento psicoterapéutico en donde sea acompañada, fuertemente confrontada, consolada, estimulada a encontrarse con lo mas propio de si y lanzada hacia un verdadero encuentro con los demás. Solo así podrá retornar el sentido y caudal de vida.

Su pronóstico es reservado. Neurosis histero fóbica.

 XXX
 Profesora Licenciada en Psicología
 Matrícula Profesional 29.261.


Creo que… sin palabras…

Subraye en negrita lo que me parecieron detalles con los que muchos se pueden enfrentar estando en el opus dei.

A mi no me medicaron. el pronostico reservado dependía de las ganas que yo tuviera de salir de esa situación. Yo tenia muchas y en ese momento vi una luz, vi realmente en que tenia que modificar mi conducta y me dediqué a trabajar en eso. lo primero es tomar decisiones propias sin pedir permiso.

Me decia la psicologa ¡¡¡te pasas el dia pidiendo permiso!!!

Con consignas claras fui saliendo de la enfermedad, del opus dei, y de mi matrimonio, y más ahora que encuentro personas que han pasado por lo mismo, por lo que compartir estas cosas pueden ser una ayuda para unos o un modo de ayudar para otros.



Original

Personal tools