Las cartas al Padre... ¿las lee el Padre?

From Opus Dei info

Por ORUGARIA, 16 de julio de 2004


El día de hoy lo que traigo en la cabeza es un punto que he platicado en algunas ocasiones con algunas colegas de la vida pasada y ha causado pláticas polémicas muy divertidas... quisiera que si alguien conoce a fondo como se da esto, porque estuvo en cargos internos en alguna delegación o alguna comisión regional nos lo aclare. La duda es: Las cartas al Padre... ¿realmente las lee el Padre?

Recuerdo la insistencia de las directoras en el centro de estudios mes con mes: "Yayis... no le has escrito al padre en mucho tiempo, debes ser buena hija y abrirle tu corazón..."

Por fin, un día, "Yayis" se armaba de valor y escribía unas cuantas líneas (después de la insistencia de las directoras...), escribía al Padre cómo se sentía, cómo le costaba la obediencia, cómo a veces no entendía algunas cosas de la obra, cómo iba soportando su enfermedad, qué tal iba su trabajo profesional o sus estudios, etc.

Después, aunque Yayis no lo sabía, su carta pasaba por la etapa de revisión: la directora la leía a conciencia y le comentaba: "oye, Yayis, pero ¿Por qué no le has contado nada apostólico al padre?, debes explicarte mejor, cuéntale esto o lo otro que es más positivo, al padre hay que darle alegrías".

Pobre "Yayis" en ese momento se desilusionó porque violaron su intimidad y no solo leyeron su carta sin su autorización, sino que también le criticaron lo que ella de todo corazón le quería escribir al padre... A pesar de la desilusión, Yayis corre hipnotizada por la santa obediencia y corrige la carta poniendo lo que la directora quería, para que el padre sepa que sus hijas estan "contentas" y "no tienen problemas".

Un día "Yayis" estaba realmente cansada de la obra y desilusionada de lo que ha visto ahí, además de que no le agradaba la idea de que lo que escribía pasaba por otros ojos antes de llegar al lector final, por lo que decide escribir una carta al padre en sobre cerrado... la directora le comenta que lo puede hacer pero que es falta de buen espíritu. Sin importarle el comentario de la directora, Yayis escribe la carta, la cierra herméticamente y pone un letrero "Para el Padre, y solo para el Padre"... al poco tiempo, una directora de la delegación la busca y le dice: "Yayis, el padre te ha contestado tu carta" y le entrega un sobre.

Ella, emocionada piensa "¡El padre sí lee las cartas y además las contesta!" abre el sobre con mucha emoción y encuentra una hoja tamaño media carta escrita con pluma fuente que comienza: "Querídísima Yayis: el padre te ha mandado decir que te encomienda... bla, bla, bla............ con cariño.... Carmenchu". Nuevamente Yayis se desilusiona y piensa: "el padre no leyó mi carta, o si la leyó... esa famosa Carmenchu que no conozco ni conoceré también la leyó"

Bueno, así fue la historia de Yayis y no quiero hacer mi relato mas largo... respecto a ello les comento que en una plática reciente con una amiga me decía que el padre NO lee las cartas, que se leen en la asesoría o comisión, ellos hacen un resumen de todas ellas y lo mandan a Roma. Que solo se mandan a Roma las cartas con sobre cerrado. Se los prometo que cuando me dijo eso, me sentí como una niña de 6 años desilusionada ante la noticia de que Santa Claus no existe! Y nuestra pregunta inmediata, que se las dejo también a ustedes es... entonces ¿Cuál era la insistencia de escribirle al padre tan frecuentemente y con tantas cosas positivas?


Original

Personal tools