La gestación de Camino en Burgos 1938

From Opus Dei info

Tras la publicación en Opuslibros de tres trabajos sucesivos (2009, 2012 y 2015) de Arturo Hernández sobre la curiosa relación de 27 aforismos de Camino con Nietzsche y con el sacerdote alemán Dr. Sellmair, en Enero de 2017 Arturo Hernández publica el libro En busca del superhombre (Avant Editorial) al que pertenece el siguiente extracto breve:


«Consideraciones Espirituales», (Cuenca) 1934, «Camino»

En este capítulo se ha realizado una detallada y voluntariosa comparación entre los 439 aforismos no numerados del libro de Escrivá titulado «Consideraciones Espirituales» que se publicó en Cuenca en 1934, y los 999 aforismos numerados de «Camino», publicado en Valencia en Septiembre de 1939.

Esa comparación presenta una TABLA de tipo Excel que, en una columna muestra pequeños extractos de los textos de los aforismos de «Camino» con mis comentarios expuestos también de forma muy breve. También se incluyen otras dos columnas: Una primera columna con la numeración correspondiente de esos aforismos en «Camino» y otra segunda columna en la que figura el número de orden que este autor ha anotado a mano en cada aforismo no numerado de «Consideraciones Espirituales» de 1934.

Como todos los aforismos de «Consideraciones Espirituales» han sido recogidos en «Camino» (algunos con pequeñas modificaciones), se ve muy bien si el correspondiente aforismo de «Camino» es nuevo (porque en la columna de «Consideraciones Espirituales» no aparece ningún número sino solamente un espacio en blanco) o si es antiguo, es decir, si ya estaba en «Consideraciones Espirituales», con lo que en dicha 2ª columna aparece el número que corresponde a la posición que ocupaba en dicha obra.

La columna de mayor tamaño es la que contiene los “comentarios breves” del autor de este trabajo y algunas veces pequeños extractos de los textos de los aforismos de «Camino». En base a dichos comentarios se obtienen las conclusiones que a mi juicio ayudan a configurar la influencia propulsora de la obra de Sellmair en la gestación de «Camino».

Durante el proceso de comparar una a una las 439 «Consideraciones Espirituales» del libro de Escrivá de 1934 con los 999 aforismos de «Camino» de 1939, he ido recogiendo la comparativa de los dos documentos de texto en una Hoja Excel y a la vez he ido anotando los comentarios que expongo a continuación:


La numeración de «Consideraciones»

Puesto que las «Consideraciones Espirituales» no estaban numeradas, he optado por poner yo mismo los números de acuerdo con el puesto que cada sentencia ocupa en el original. Pero esto presenta alguna dificultad ya que en los finales de página que no son finales de capítulo, no aparece siempre la típica rayita que separa dos Consideraciones independientes y hay casos en los que no está muy claro si el final de una página y el principio de la página siguiente pertenecen a dos Consideraciones independientes o forman parte de una sola Consideración. He seguido el criterio de comprobar si en «Camino» están juntos o separados esos párrafos de los finales de página y principio de la página siguiente y con ese criterio he llegado a la cifra de 439 Consideraciones Espirituales.


“Consideraciones” incluidas en «Camino»

Todo el contenido del libro de 1934 ha sido recogido en «Camino», con algunas (pocas) modificaciones que iré mencionando más adelante.


Aforismos repetidos en C.E. 1934

En el libro de 1934 he encontrado los siguientes puntos que aparecían repetidos en Consideraciones Espirituales:

  • El 51 y el 377 (Persevera en la oración. — Persevera, aunque tu labor parezca estéril. — La oración es siempre fecunda.). En Camino se recogen una sola vez en el aforismo 101.
  • El 139 y el 162 (No seas pesimista. — ¿No sabes que todo cuanto sucede o pueda suceder es para bien? —Tu optimismo será necesaria consecuencia de tu Fe.). En “Camino» se recogen en el aforismo 378.
  • El 141 y el 410 (No olvidemos que la unidad es síntoma de vida: desunirse es putrefacción, señal cierta de ser un cadáver.). En “Camino» se recogen en el aforismo 940.


Fusiones o agrupaciones de aforismos

En «Camino» he encontrado las siguientes fusiones (es decir, aforismos de «Camino» que están formados por la suma de dos “Consideraciones” de 1934):

  • El aforismo 938 es la suma de las Consideraciones 407 y 413.
  • El aforismo 941 es la suma de las Consideraciones 427 y 435.
  • El aforismo 954 es la suma de las Consideraciones 437 y 438.
  • El aforismo 983 es la suma de las Consideraciones 140 y 399.


Aforismos de repetición

En «Camino» sorprende el gran número de aforismos que podemos calificar como “de repetición o de insistencia” ya que no aportan nada que no haya sido ya escrito en otras sentencias de “Consideraciones Espirituales” o de las nuevas de «Camino», de tal forma que repiten o insisten una y otra vez en los consabidos consejos bondadosos y a la vez autoritariosa sus discípulos sobre la conveniencia de la oración, el Amor a Dios y a la Virgen, la lucha por la pureza, la castidad, el ayuno, la austeridad, la moderación en la mesa, o contra el pecado, la lujuria, la gula, la vanidad o falta de modestia, la necesaria humillación, etc., etc. El mismo calificativo de “insistencia”se puede aplicar también a las numerosas repeticiones de los reproches, recriminaciones o reprimendasa sus discípulos.

Otro grupo notable de aforismos contienen la orden de que han de ser más callados, más discretos, más humildes, más obedientes al superior, etc., etc., con lo que nos confirma su interés por el secretismoo falta de transparencia. Ese secretismo que tanto propugnaba, nos ha impedido saber qué autores o que libros leyó, o de los que al menos tuvo conocimiento a través de otros, manteniendo eso como un gran secreto entre sus discípulos, a lo cual he denominado “el enigma”.

A continuación expongo una lista más amplia, aunque no pretende ser exhaustiva, de los aproximadamente 35 conceptos que yo he seleccionado porque durante la lectura se observa que se repiten entre un mínimo de 5 veces y un máximo de 83 veces, creo que el promedio está aproximadamente entre 20 y 22 veces, en la mayor parte de las ocasiones dentro de un mismo capítulo:

1. Audacia

2. Auto-desprecio

3. Callar (18 aforismos seguidos recomendando callar)

4. Castigar el cuerpo

5. Caudillismo, 7 aforismos (Franco era elCaudillo [Führer])

6. Consejos autoritarios

7. Consejos bondadosos

8. Descalificaciones

9. Desvergüenza

10. Dios es bueno

11. Discreción

12. Docilidad

13. Encomendarse a la Virgen

14. Expiación

15. Humildad

16. Imitar a Jesús

17. Intransigencia

18. Mortificación

19. Niños, chiquillos, chiquitines, (83 veces en 61 aforismos)

20. Oración

21. Penitencia

22. Perseverancia

23. Preguntas burlonas con reproche

24. Proselitismo

25. Prudencia

26. Pureza

27. Recomendaciones

28. Reproches

29. Resignación

30. Respetar al sacerdote

31. Rezar, rezar

32. Sacrificio

33. Silencio

34. Sufrimiento

35. Venerar al sacerdote

Pero me he quedado corto con estos 35 conceptos o con el promedio de repeticiones. «Camino» tiene 46 capítulos (como vemos a continuación en una tabla de capítulos), y dentro de esos 46 capítulos es donde más se repiten los conceptos allí considerados. Si como digo, las repeticiones son del orden de 20 o 22 veces como promedio, si multiplicamos por 46, veremos que el número de repeticiones coincide mejor con el calculado (950 o 960) por el otro método que exponemos más abajo, en el párrafo 7 “Aforismos con pensamiento”.

Exponemos a continuación la lista de capítulos de «Camino» indicando además la ristra de aforismos que cada capítulo contiene. Veamos:


Cantidad de aforismos en el capítulo

CAPÍTULO

Aforismos de resonancia Nietzscheana

55

CARÁCTER (1 a 55)

4-7-11-16-22-28-35-38-50-51-53-54
25 DIRECCIÓN (56 a 80)
37 ORACIÓN (81 a 117)
28 SANTA PUREZA (118 a 145) 121-144
26 CORAZÓN (146 a 171)
36 MORTIFICACIÓN (172 a 207)
27 PENITENCIA (208 a 234)
12 EXAMEN (235 a 246)
12 PROPÓSITOS (247 a 257)
7 ESCRÚPULOS (258 a 264)
14 PRESENCIA DE DIOS (265 a 278)
22 VIDA SOBRENATURAL (279 a 300) 297
24 MÁS DE VIDA INTERIOR (301 a 324) 311
7 TIBIEZA (325 a 331)
28 ESTUDIO (332 a 359) 353
27 FORMACIÓN (360 a 386) 381
30 EL PLANO DE TU SANTIDAD (387 a 416) 387-394-397
23 AMOR DE DIOS (417 a 439)
30 CARIDAD (440 a 469) 457
22 LOS MEDIOS (470 a 491)
25 LA VIRGEN (492 a 516)
11 LA IGLESIA (517 a 527)
16 SANTA MISA (528 a 543)
7 COMUNIÓN DE LOS SANTOS (544 a 550)
24 DEVOCIONES (551 a 574)
14 FE (575 a 588)
25 HUMILDAD (589 a 613)
15 OBEDIENCIA (614 a 629) 624
9 POBREZA (630 a 638)
18 DISCRECIÓN (639 a 656)
10 ALEGRÍA (657 a 666)
18 OTRAS VIRTUDES (667 a 684)
22 TRIBULACIONES (685 a 706) [685] (Especial)
27 LUCHA INTERIOR (707 a 733)
20 POSTRIMERÍAS (734 a 753)
25 LA VOLUNTAD DE DIOS (754 a 778)
11 LA GLORIA DE DIOS (779 a 789)
23 PROSELITISMO (790 a 812)
18 COSAS PEQUEÑAS (813 a 830) [827] (Especial)
21 TÁCTICA (831 a 851) 832
23 INFANCIA ESPIRITUAL (852 a 874)
27 VIDA DE INFANCIA (875 a 901)
27 LLAMAMIENTO (902 a 928)
31 EL APOSTOL (929 a 959) 941 y 948
23 EL APOSTOLADO (960 a 982)
17 PERSEVERANCIA (983 a 999)


Un recuento sorprendente

El recuento llevado a cabo en la anterior Tabla de Capítulos así como en la TABLA COMPLETA del ANEXO 2 es muy revelador.

a) Aproximadamente el 3% de los aforismos de «Camino» contienen pensamientos ideológico – filosóficos.

b) Aproximadamente el 97% de los aforismos de «Camino» son sencillos, triviales, conteniendo consejos, reproches, recomendaciones de rezar mucho, cuidar la pureza, el sacrificio, el auto-desprecio, mantener los secretos, callar, callar, etc. Es algo así como Consideraciones Espirituales 1934 multiplicado por 2.


Los aforismos con pensamiento

En primer lugar mencionaré los 27 aforismos utilizados en el capítulo II titulado Escrivá versus Nietzsche, aforismos que contienen ideas o ideología y cuyo contenido coincide mucho con el de los correspondientes aforismos de Nietzsche allí citados. Es tanta la coincidencia que podría sugerir la existencia de un plagio. Por el momento lo dejo como un interrogante.

Esos 27 aforismos de «Camino», 13 de los cuales ya estaban en C.E. 1934, están marcados en color azul en la Comparación que se incluye en el ANEXO II, pero se pueden ver a continuación en la Tabla resumida que incluimos en la página siguiente.

Este hecho confirma que Escrivá de 1934 ya tenía conocimiento de Nietzsche, conocimiento adquirido a través de sus tres discípulos (Albareda, Barreda y Botella) ya mencionados en una de las CUATRO HIPÓTESIS incluidas en el capítulo III, en particular durante los mencionados largos viajes en tren.

Veamos pues la siguiente comparación en forma de Tabla resumida que se ciñe a esos 27 aforismos de «Camino» y en ella se indica también la numeración de los 13 de ellos que ya estaban en C.E. 1934.

También se incluye la parte más llamativa de los textos de dichos aforismos que ya fueron tratados con detenimiento en el capítulo II “Escrivá versus Nietzsche”.


Nº de aforismo en Camino

Posición que ocupa en C.E.1934

Extractos o acotaciones sobre los 27 aforismos analizados y comparados extensamente en "Escrivá vs. Nietzsche"

4 4 ...tu falta de carácter: sé varón,·"esto vir".
7 7 No vueles como ave de corral cuando puedes subir como las águilas
11 11 Voluntad, energía, ejemplo. Lo que hay que hacer se hace, sin vacilar....
16 15 ¿Adocenarte?·¿Tú ...del montón? iSi has nacido para caudillo!
22 21 Se recio, se viril, se hombre.

28

26

El matrimonio es para la tropa, pero se pueden desentender las personas singulares.

35

..a la cobardía la llamáis prudencia y vuestra "prudencia" es ocasión de que los enemigos de Dios, vacío de ideas el cerebro, se den tono de sabios y escalen puestos que nunca debieran escalar.
38 ¿Será verdad - no creo, no creo -...solo vientres?
46 ¿No crees que la igualdad, tal como la entienden, es sinónimo de injusticia?.
50 ...eres poco masculino, ¡Sé varón!
51 Tu espíritu de varón...
53 Ese espíritu crítico - ...- es un gran estorbo
54 ¿Contemporizar?
121 "una cruzada de virilidad"
144 ...la pureza enrecia, viriliza el carácter.

297

Todo eso que te preocupa de momento, importa más o menos. lo que importa absolutamente es que seas feliz, que te salves.
311 "La guerra es el obstáculo máximo ...pero tendremos al final que amarla"
353 Aconfesionalismo. Neutralidad.-Viejos mitos que intentan siempre remozarse
381 No te importe si dicen que tienes espíritu de cuerpo ...
387 144 santa intransigencia, santa coacción y santa desvergüenza
394 151 La transigencia es señal cierta de no tener la verdad
397 153 Intransigencia. Sé maza de acero poderosa, envuelta en funda acolchada
457 208 ¿Quién eres tú para juzgar el acierto del superior?
624 Jerarquía ,cada pieza en su lugar
832 327 ¡Qué afán hay en el mundo por salirse de su sitio.... (clasismo en estado puro)

941

427 y435

Obedecer ...,Camino seguro.-Obedecer ciegamente al superior...,Camino de santidad...en una obra de Dios, el espíritu ha de ser obedecer o marcharse
948 428 Tú, hijo predilecto de Dios, siente y vive la fraternidad, pero sin familiaridades


Fue durante la gestación de «Camino» en Burgos a finales de 1938 cuando, tras la llegada a Burgos del primer folleto u opúsculo o Broschüre, titulado inicialmente “Priester und Mensch”, como anticipo del libro completo “Der Priester in der Welt” (“El sacerdote en el Mundo”) de Josef Sellmair, cuando al joven Escrivá le entró tanta prisa por completar su nuevo libro «Camino» ante lo que para él pudo ser la evidencia de que Sellmair se le podía adelantar, o que ya se le estaba adelantando, a su propio proyecto de fundar una nueva Orden religiosa que habría de poner al día a la Iglesia con un nuevo tipo de super-sacerdotes y seglares con elevada formación.

No parece que en ese momento sintiese Escrivá mucho interés por incorporar ideas de tipo filosófico de Sellmair a su nuevo libro «Camino», pues aunque estaba duplicando, o más que duplicando las referencias que había hecho ya en C.E.1934 a la figura del sacerdote, las nuevas referencias que se aprecian en «Camino» mantienen el mismo estilo anterior de C.E.1934.

Lo que de verdad le interesó muchísimo fue acelerar al máximo la publicación del anhelado “libro de fuego” que siempre había tenido en mente. Parece que le espantaba la posibilidad de que Sellmair pudiese crear enseguida una Orden parecida a la que él ya tenía en la cabeza, con lo cual la suya aparecería como una copia.

[En 1938 esa posibilidad era muy realista en la España de 1938 para Escrivá, que entonces no podía adivinar que un año después, en Septiembre de 1939, Hitler invadiría Polonia y que esa invasión significaría el comienzo de una larga y terrible segunda guerra mundial que, como ya hemos referido, también significó una persecución para los sacerdotes católicos que no se adhiriesen al nazismo.

Al final del párrafo titulado «Breve reflexión histórica sobre el devenir de Josef Sellmair y de José Mª Escrivá de Balaguer» he recogido información que explica o avala lo que acabamos de decir sobre el porvenir que esperaba a ambos proyectos de reforma de la Iglesia o de una nueva orden religiosa o instituto religioso.

Puesto que Escrivá ya se había trazado el objetivo de un libro con 999 aforismos y disponía de su anterior libro de 1934 que contenía 439 aforismos, nada más fácil que “duplicar” cada uno de los aforismos de 1934 para de ese modo alcanzar fácilmente su objetivo.

La TABLA de comparación nos muestra esa enorme repetición de aforismos.

En total, de los 999 aforismos, podríamos considerar que, además de los 27 aforismos con pensamiento ideológico que acabamos de mencionar, y los otros dos aforismos “especiales” (nº 827 y nº 685) que he calificado como muy inteligentes o de gran talento, algún estudioso pudiera encontrar algunos más. Supongamos que la cifra de 27+2 se pudiera elevar hasta unos 40 o 50 aforismos con pensamientos ideológico-filosóficos.Frente al total de 999 esa cifra representaría el porcentaje de más o menos3% ya mencionado.

El resto, es decir unos 950 ó 960 aforismos pueden considerarse de relleno, sencillos, triviales, todos ellos redundantes, en forma de consejos que en gran parte de los casos, más parecen órdenes o recomendaciones que se refieren a rezar, obedecer, la humildad, el amor, la pureza, etc., así como los ya mencionados de callar, guardar silencio, ser prudente, mantener todo lo nuestro en secreto, etc., etc.

Es inevitable repetir aquí la referencia que ya hemos hecho al comentario del filósofo Millán-Puelles (a la sazón miembro de la obra): “He de reconocer que fue el estilo literario de «Camino», más que el propio tenor de sus consejosy sugerimientos, lo que, al leer por vez primera este libro, cautivó mi atención”


Una duplicación muy sospechosa

Hay dos explicacionesposibles a la necesidad que sintió Escrivá de duplicar con creces el libro de 1934.

Da la impresión de que se ha producido algún cambio en la personalidad de Escrivá entre el primer trabajo de 1934 escrito con fines de apostolado y este segundo “libro de fuego”, muy ampliado en cuanto al número total de aforismos contenidos en el mismo.Este nuevo libro duplica aproximadamente el trabajo anterior,sin embargo no aporta muchos aforismos verdaderamente nuevos,es decir, que aporten algún contenido ideológico-filosófico nuevo. Da la impresión de que fue realizado con mucha Voluntad, confirmando, a juicio del autor, la coincidencia que en ese momento se había producido entre Escrivá y Sellmair en cuanto a la importancia de crear una nueva figura de Sacerdote “civil”, “profesional” y sobre todo sabio.Además de esa coincidencia en el proyecto de reforma de la Iglesia, las abundantes referencias a Nietzsche que proporciona Sellmair actuaron como espolones que impulsaron a Escrivá a terminar su libro.

En 1934 se había publicado en Cuenca, en la Imprenta Moderna, un librito con el nombre de “Consideraciones Espirituales” que contenía 439 puntos o párrafos con pensamientos breves, máximas, aforismos o sentencias, en el cual se daba una característica muy notable: los 439 pensamientos breves o “Consideraciones” NO ESTABAN NUMERADOS, aunque si estaban estructurados en 26 capítulos. Este librito era la culminación de los Apuntes íntimos de José María Escrivá (las “Catalinas” como él las llamaba) que ya en diciembre de 1932 contenían 246 de estos Consejos o pensamientos breves no numerados y que se imprimieron en forma de fascículos.

El autor del presente trabajo adquirió la versión digital en DVD de dicha edición de Cuenca de 1934 de “Consideraciones Espirituales” en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid y es la que ha utilizado para comparar y analizar ese libro con la Edición 32 del libro “Camino» editado en Madrid por RIALP en 1978.

Esa comparación ha dado lugar a una TABLA Excel que se adjunta como Anexo 2 al presente trabajo y los comentarios a dicha TABLA se exponen en el capítulo V “Análisis de la tabla comparativa”.

Para el que podríamos llamar “el primer Escrivá” (el Escrivá que aún no había recibido la inspiración divina), ese libro de 1934 no tenía mayor trascendencia que la que el propio Escrivá concedía a su diario personal.

En esa etapa solamente buscaba el crecimiento de su grupo, como indudable líder que ya se sentía.

Aquel libro de 1934, ya contenía una estructuración en 26 capítulos, y para decir lo que allí y en «Camino» se dice, con los 439 aforismos de C.E.1934 es suficiente, puesto que ya contenía muchas repeticiones. Para cualquiera que lo releyese fríamente resultaba ya entonces difícil de ampliar, o más bien, tenía poco sentido ampliar algo que ya contenía abundantes repeticiones.

¿Por qué tanto interés en duplicarlo, o más que duplicarlo? Solo se puede entender esa necesidad de ampliarlo mucho si existía alguno de los dos motivos o razonessiguientes:

A. Una persona muy inteligente y con ambición de Poder, como era el caso del carismático Escrivá, estaba sometida a un continuo enaltecimiento por parte de unos discípulos muy cultos y sabios que, tal vez, horrorizados por el sangriento enfrentamiento que estaba teniendo lugar en España necesitaban sentirse arropados por un “mesías”, y Escrivá de Balaguer proyectaba esa imagen de mesías. Debido a ello, al joven Escrivá se le pudo subir tanto su ego que, para no defraudar a sus muy cultos y sabios discípulos y amigos íntimos, que le demostraban tanta fidelidad y tanta admiración, les daba todos los días el anuncio de nuevos e importantes aforismos que, como nos cuenta Pedro Rodríguez, los mantenía en secreto, cosa que por otra parte tampoco es fácil de entender.

B. La segunda razón sería la ya mencionada prisa o urgencia o carrera contra el tiempo que sintió ante la posibilidad de que Sellmair crease enseguida una Obra parecida a la que él ya tenía en la cabeza, con lo cual la suya aparecería como una copia. Como ya hemos dicho antes, pensar en esa posibilidad era muy realista en la España de 1938. Escrivá no podía entonces adivinar, que un año después, en Septiembre de 1939, Hitler provocaría una larga y terrible guerra mundial que, como ya hemos referido, también significó una persecución para los sacerdotes católicos que no se adhiriesen rápidamente al nacionalsocialismo o nazismo, lo cual enterró los proyectos de un sacerdote como Sellmair, no adherido al nuevo sistema.



Original

Personal tools