La barca de Escrivá y la barca del Evangelio

From Opus Dei info

Por Hormiguita, 28 de diciembre de 2003


El comentario de E.B.E. sobre la barca me parece muy interesante. Gracias. Recomiendo leer el texto de E.B.E. porque sirve de base para el mío.


Contents

Cuál es el contexto de este escrito

Lo que intento aquí es valorar la meditación de Escrivá con textos del Evangelio. Prefiero que los textos del fundador del opus se contrasten con la Escritura divina, y evitaré emplear afirmaciones propias. De esta manera no cabe aquí la sentencia de Don Álvaro: "¿A qué nos ha de conducir la calumnia de esos desaprensivos?". Pues... Don Álvaro, aquí tiene citas del Evangelio. Se pueden comparar con lo que dice Escrivá, hacer una valoración y punto.

Temas que excluyo: En la vida hay pluralidad de opiniones y de personas. Por ejemplo: en la vida normal rendir el juicio, puede ser bueno, necesario, y práctico. Puede ser conveniente rendir el juicio en el trabajo para prosperar; o en la familia cuando se decide ir a veranear al norte o al sur. O si se visita a los padres o a los suegros. A quien no rinde el juicio, la vida ya se encarga de enseñarle. Y positivamente, nos hace mas flexibles y abiertos. Aprendemos que los demás también tienen razón. Este contexto del plano humano queda excluido de este escrito, ni se trata de comentar nada.

Este escrito se centra en lo que Escrivá pretende decir con su predicación. Y un contraste con textos del Evangelio.

(A los amigos lectores y lectoras aviso sobre la extensión del escrito. Hay 8 puntos temáticos. Para las citas de Escrivá y del Portillo, he usado los textos enviados por E.B.E. el día 11 de diciembre, sobre la barca del Opus Dei.)

Primera consideración: ¿Es la muerte salir de la barca?

Escrivá usa la imagen de la barca refiriéndose a la Obra. En su meditación "Vivir para la gloria de Dios", de fecha 21-I-1954.

Y dice..."Hijo mío, convéncete de ahora para siempre, convéncete de que salir de la barca es la muerte...."

¿Dice el Evangelio que salir de la barca es la muerte? Veamos:

1) Jesús calma la tempestad que hay "fuera de la barca". (Mt. 8,23)

2) Fuera de la barca "se recogen peces de toda suerte" y Jesús compara esto con el reino de los cielos. (Mt. 13, 47)

3) Fuera de la barca: Jesús anda sobre las aguas y les dice: "Tened confianza, soy Yo, no temáis" (Mt. 14,27)

4) Fuera de la barca: Jesús ve a los apóstoles fatigados de remar contra corriente, calma el viento y dice a los apóstoles "Animo, soy yo, no temáis" (Mc. 6,50).

5) San Pablo, por sus viajes conocía las barcas: nunca usa la imagen de la barca para referirse a la Iglesia.

6) Y en su último viaje a Roma, a San Pablo un ángel le avisa que la barca se hundirá pero que "se salvarán todos". (Hechos 27)

7) Hay mas: el Rey David dice: "En el mar está tu vía, y tus sendas en muchas aguas". (Salmo 76,20)

8) "Edificas sobre las aguas tus moradas superiores". (Salmo 104,3)

¿De dónde saca Escrivá que "salir de la barca es la muerte"? No según estos textos del Evangelio. Es una frase severa usada con otro sentido.

Segunda consideración: ¿Se puede predicar en una meditación que una persona "deja de estar con Cristo"?

Escrivá dice:"si te sales de la barca, caerás entre las olas del mar, iras a la muerte, perecerás anegado en el océano, y dejarás de estar con Cristo"

No tiene calificativos. ¿Escrivá puede decidir quien está o no está con Cristo? Supone pretender que conoce la mente de Dios. Volvamos al Evangelio:

9) Antes de irse al cielo Jesús dijo a los apóstoles: "No os toca a vosotros conocer los tiempos y los momentos que el Padre ha fijado". (Hechos 1,7)

En el Evangelio Jesús no quiere pronunciarse sobre quién estará o dejará de estar con El:

10) "Sentaros a mi diestra o a mi siniestra no me toca a mi dároslo..." dice a los hijos de Zebedeo. (Marcos 10,40. y en Mateo 20,23).

Y para evitar que los humanos hagamos juicios de este tipo, la Biblia en el Eclesiastés dice:

11) "Ninguno sabe si es digno de amor o de aborrecimiento delante de Dios" (Eccl. 9,1)

12) "No hay quien pueda saber sus vías, ni quien pueda pensar sus sendas" (dice a este propósito el Profeta Baruc 3,31)

Pero Escrivá si. -según dice-. Y hay mas.

"...iras a la muerte...Dejarás de estar con Cristo". Es otra frase severa de Escrivá. Sobre las frases severas, San Pablo enseña que no. Dice que aunque el tenga autoridad no necesita usar la severidad para edificar. (2 Corintios 13,10).

(Amigos lectores, me siento como si tuviera el encargo interno del "documentalista oficial de las meditaciones" en la Prelatura!)

Tercera consideración: ¿Este evangelio de la barca es sobre la obediencia a ciegas, o tiene otro mensaje?

Continuamos: Escrivá se refiere a la barca de la Obra. Quizás también a la Iglesia.

Y dice: "Puedes moverte con libertad dentro de la barca", para luego finalizar más adelante, diciendo que "dentro de la barca no se puede hacer lo que nos venga en gana".

Comparemos el comentario de Escrivá con lo que relata el Evangelio.

13) Jesús "desde la barca enseñaba a las muchedumbres". Predica la buena nueva. Después Jesús cesa de hablar y le dice a Pedro "rema mar adentro y echad vuestras redes para la pesca." (Lucas 5,3)

"Remar mar adentro" se ha interpretado por los doctores de la Iglesia. Significa que hay que buscar dentro de si, en oración, tras escuchar la palabra. Significa recogimiento de uno mismo y comunicarse allí con Dios. Autoconocimiento. La conciencia intima de la persona.

14) Confirmado por Jesús con la enseñanza de "el tesoro escondido en el campo", "por el cual el sabio mercader vendió todas sus cosas" Y por aquellas palabras de Jesús "El reino de los cielos está dentro de vosotros". (Mt. 6,6 y Mt. 13,44).

15) Por todo ello, San Juan de la Cruz, doctor de la Iglesia, dice que "el ejercicio del conocimiento de sí, (...) es lo primero que tiene que hacer el alma para ir al conocimiento de Dios". (Cántico espiritual canción 4,1).

16) Y San Agustín, doctor de la iglesia, hablando con Dios dice: "No te hallaba Señor de fuera, porque mal te buscaba fuera, cuando estabas dentro" (Soliloquios).

17) Y si continuamos con el relato evangélico, Pedro le llega la fe postrándose a los pies de Jesús, mediante el conocimiento de sí mismo.

18) Porque dice: "Señor apártate de mi que soy hombre pecador" Y Jesús le contesta: "No temas en adelante vas a ser pescador de hombres". (Mt. 5,9).

Yo subrayaría el "no temas" de Jesús, porque contrasta con lo que dice Escrivá de "perecerás anegado en el océano, y dejarás de estar con Cristo".

En resumen, el Evangelio de la barca de Pedro nos enseña: Palabra de Dios-recogimiento-conocimiento de uno mismo-fe-confianza.

Escrivá en su meditación apunta en otra dirección distinta. "dentro de la barca no se puede hacer lo que nos venga en gana". Es decir, obediencia y sumisión. Su predicación es diferente al Evangelio.

(Amigos lectores: la siguiente consideración la redacté a las 4 de la madrugada en una noche de desvelo. Quizás las estrellas me inspiraron.)

Cuarta consideración: Rendir el juicio va contra el bien común

De nuevo citamos a Escrivá impulsando a obrar: "...Con originalidad, con iniciativa, con espontaneidad, poner todas las energías de la inteligencia y de la voluntad en lo que se nos manda, para ejecutar todo lo que se manda y sólo lo que se manda. Otra cosa sería anárquica" (De nuestro Padre, Carta 6-V-1945, n. 39, citado en Meditaciones II, Pág. 166, 1987).

Escrivá quiere que el ejemplo de la barca sirva para la obediencia a ciegas. Y lo dice bien claro: " para estar en la barca, se necesita rendir el juicio".

Cuando se educa a los socios/as de la Obra con rigores tan irracionales vienen a quedar inermes para la virtud. (Esto a mi me sucedió).

19) Dice Santo Tomas, doctor de la Iglesia, "Y es natural que las personas criadas con temor tengan ánimo apocado y sean pusilánimes para toda obra grande y esforzada". Es toda una lección de sicología. (En opúsculo 20, De regimene Principum capitulo 3).

20) Y San Pablo aconseja: "Padres no irritéis a vuestros hijos con excesiva severidad, para que no se hagan pusilánimes y apocados". (Colosenses 3,21).

21) San Juan de la Cruz, doctor de la Iglesia, comenta que "cuando nadie replica sino que se concede en todo (es decir, rendir el juicio) padece el bien común, y se cría el vicio de la ambición". Habla también del "miedo de no enojar al superior como un gran mal". Dice que es una "traza del demonio cuando alguien no se atreve a avisar ni contradecir a los superiores cuando erraren". (Dictamen 13, 18).

22) Y del Evangelio tenemos el ejemplo de Maria Magdalena. NO rindió el juicio entrando en la fiesta donde no había sido invitada, ni lo rindió ante el sepulcro cerrado y el cerco de soldados, ni ante los ángeles frente al sepulcro, ni ante el hortelano. ¡Esta sí que no se rendía! Que mujer! (Juan 20,1 y 20, 14).

23) En fin, "rendir el juicio" es lo que busca Escrivá para la fidelidad a la Obra. Pero visto según los textos citados no es bueno.

(Amigos lectores, no penséis que soy un teólogo iluminado. Os aseguro que no he pisado la Facultad de Teología o el seminario)

Quinta consideración: ¿"Ejecutar" lo mandado es lo primero?

Escrivá dice: "poner todas las energías de la inteligencia y de la voluntad en lo que se nos manda, para ejecutar todo lo que se manda y sólo lo que se manda. Otra cosa sería anárquica."

La palabra "ejecutar" es sinónimo de hacer, obrar. ¿Podéis recordar si Jesús en el Evangelio le pide a alguien "que ejecute todo y solo lo mandado"? Y si no ¿le condena la acción por "anárquica"?

24) Observemos el relato de Marta y Maria donde Jesús enseña precisamente a Marta, quien "andaba ufanada en los muchos cuidados del servicio". Es decir, Marta ejecutaba, y se enfadó porque su hermana María no lo hacía. Jesús cambia la prioridad: "solo una cosa es necesaria", le dice a Marta. (Lucas.10,38).

25) Sta. Teresa del Niño Jesús, doctora de la Iglesia, dice que: "Jesús no tiene necesidad de nuestras obras, sino únicamente de nuestro amor". Se basa en el relato de la Samaritana y en Isaías. (Historia de un alma, Cap. 11,5)

Para Escrivá la situación es: obedecer ejecutando con todas las energías o marcharse al caos. El Evangelio nos enseña que se pueden "ejecutar" mil cosas sin amor y no habrá servido de nada.

(Amigos, En el último curso anual que hice me suspendieron dos asignaturas de Teología! Y eso que casi todos aprobaban. Yo estaba ya muy incapacitado para el estudio. Mi escrito se alarga... paciencia que pronto acaba.).

Sexta consideración: ¿Es válida la comparación con Judas?

En cuanto a la referencia a Judas hecha por Don Álvaro cuando dice: "… Notamos como un desgarrón en el alma si alguien no persevera en la vocación. Nos hace sufrir, pero no tambalear. El mismo Jesucristo experimentó la amargura de la traición de Judas".

Del Portillo compara el dejar la obra con la traición de Judas. En primer lugar, Judas "se arrepintió" (Mt. 27,4). Por tanto, ¿quién sabe si encontraremos a Judas en el cielo?. (Que desesperación y dolor debió sentir Judas para quitarse la vida).

Jesús no condena a Judas en el relato de su crucifixión y muerte. Tampoco le despreciaron los apóstoles en la reunión para elegir a San Matías, sucesor de Judas.

26) San Pedro dice de Judas unas palabras de caridad: "era contado entre nosotros habiendo tenido parte en este ministerio". (Hechos 1,16).

Por favor, Don Álvaro... los que nos fuimos no somos Judas. Cada uno puso mucho de su corazón y esfuerzo por la Obra.

Me importa muy poco que me consideren un "desaprensivo" por "discrepar" con Escrivá. Podrán decir con Don Álvaro que me equivoco... pues gracias! Lo importante lo dicen las fuentes citadas.

Séptima consideración: La negatividad es mala consejera

Escrivá usa expresiones como: "muerte, caerás, perecerás, anegado en el océano, dejar a Cristo, anarquía". Y Del Portillo dice: "desgarrón, no perseverar, sufrir, amargura, prejuicio, obstinación, calumnia, desaprensivos, traición" ¿Es eso dirección espiritual? Estas palabras, por favor releedlas. Tienen un mensaje muy negativo. Inspiran temor. Un mensaje de temor carece de amor verdadero.

Lo dice San Juan:

27) "En el amor no hay temor. Porque la caridad perfecta echa fuera todo temor" (1ª Carta, 4,18).

28) Y Ezequiel hablando de los malos pastores y su forma de predicar:

29) "Dominabais sobre ellos con durezas y prepotencia" (Ez. 34)

Y San Juan de la Cruz, doctor de la Iglesia, dice que es un vicio cuando se predica con agresividad:

30) "Porque ¿quien jamás ha visto que las virtudes y cosas de Dios se persuadan a palos y con bronquedad?" (Dictamen 11,15)

Octava consideración: La conciencia individual

Escrivá dice: "Ejecutar lo mandado" , "rendir el juicio" y "otra cosa es anárquica" Tal cual. ¿Y qué lugar deja para la conciencia individual de las personas? Según la Iglesia, la conciencia individual es inviolable.

26) El hombre "no debe ser obligado a actuar contra su conciencia. Ni se le debe impedir que actúe según su conciencia, sobre todo en materia religiosa". (Catecismo de la Iglesia Católica punto 1782, y puntos 1771 a 1781).

27) "La conciencia es el primero de todos los vicarios de Cristo". (Catecismo punto 1778)

Quiero terminar con una afirmación propia. Finalmente diré que no depende el Evangelio del prisma del Opus. Cuando yo me fui de la Obra hace 25 años, me di cuenta que una experiencia tan psíquicamente dañina no podía venir del mensaje de Cristo. Y para mi propio bien, creo que mi intuición de entonces fue acertada.

En la Obra están convencidos de su suma fidelidad al Evangelio. Y de que abanderan su interpretación. ¿Sacarán alguna reflexión de estos textos?

¿Quién sabrá el daño humano causado por la meditación de Escrivá? ¿Quién sabrá cómo se ha vivido por las personas que se entregaron? ¿Quién sabrá por qué la predicación de Escrivá difiere del Evangelio y los doctores de la Iglesia?

Según un refrán catalán: "Que Dios lo haga mejor que nosotros."


Original



Personal tools