La Santa Intransigencia del Opus Dei

From Opus Dei info

"Como comer un plátano con cuchillo y tenedor"

LOS CAMINOS DEL SEÑOR SON INESCRUTABLES.¿QUIÉN LES IBA A DECIR A LOS DE LA POLLA RECORDS, CUANDO CANTABAN AQUELLO DE "¿OPUS-DEI? !OH-NO!" QUE AÑOS DESPUÉS UNO DE SU FANS APROBARÍA UN EXAMEN DE TEOLOGÍA EN LA UNIVERSIDAD DE NAVARRA CITANDO LETRAS DE SUS CANCIONES? PERO TODO ES POSIBLE EN ESE ESQUIZOFRÉNICO MUNDO EN EL QUE SU FUNDADOR SENTENCIA QUE "LA INTRANSIGENCIA NO ES INTRANSIGENCIA A SECAS: ES LA SANTA INTRANSIGENCIA" (MAXIMA 397) O DONDE LA EXPLICACIÓN CIENTÍFICA PARA EL ORIGEN DE LAS LENGUAS, SE REMONTA A LA TORRE DE BABEL.


Contents

Santo Trabajo

El Opus-Dei dice contar con 84.000 adeptos, repartidos en diferentes estamentos: supernumerarios, numerarios, agregados… Según ellos, no se trata de categorías distintas, pues el Opus Dei dice que "hay una misma y única vocación que hace que todos sean y se sientan en igual grado miembros de una misma porción del Pueblo de Dios". En cambio el periodista Jesús Ynfante establece las categorías de otra forma: "Numerario: persona de aspecto físico irreprochable y con estudios superiores o su equivalente en dinero, relaciones sociales y cualidades personales excepcionales. Agregado: persona soltera y sin estudios superiores, o con ellos pero con algún defecto físico, enfermedad crónica… ".

El Opus-Dei define su misión como la de evangelizar la sociedad mediante la santificación del trabajo, en todos los ambientes de la sociedad. En cambio, María del Carmen Tapia, ex numeraria de confianza del fundador de la Obra, afirma en su libro "Tras el Umbral", que el propio Escrivá de Balaguer le reveló que su misión era hacer apostolado entre los dirigentes de la sociedad.

El Opus Dei dice no ocuparse de actividades con ánimo de lucro, de empresas comerciales, políticas, etc. Son o han sido miembros o personas vinculadas al Opus-Dei presidentes de gobierno, como Suarez, banqueros, como los Ybarra, militares como Alfonso Armada, el fiscal general del estado Jesús Cardenal, Cayetano Gonzalez, jefe de prensa de Mayor Oreja, destacados miembros del PP, como Federico Trillo…

El Opus-Dei también dice "proselitismo" (captación de nuevos miembros), "Camino" (libro de cabecera, escrito, o "dictado" por dios a su siervo Jose María,) etc.

Familiarizados ya con su terminología y sus contradicciones (santo y trabajo, por ejemplo) pasemos ahora a ver algunos inquietantes hábitos de sus miembros.

Proselitismo

Las formas en que alguien puede acabar por "pitar", que es como se denomina solicitar entrar a formar parte de la Obra, son diversas pero todas ellas se caracterizan por la inducción por parte de algún miembro, toda vez que su misión es la captación, tal y como sentencia en algunas de la máximas de "Camino" ("Proselitismo: es la señal cierta del cielo verdadero" -Máxima 793-) y también porque ésta no es indiscriminada, es decir se dirige a personas con fuertes convicciones católicas, preferentemente con buen expediente y más preferentemente todavía pertenecientes a familias acaudaladas.

En el caso de las facultades universitarias estas captaciones se llevan a cabo mediante invitaciones de compañeros de clase, profesores… El alumno antes aludido, el plagiador de La Polla Records, al que cubriremos los ojos con una tira negra (tal vez contagiados por un mundo hermético como es el del Opus-Dei, en el que la discreción, el silencio es norma -"De callar no te arrepentirás nunca: de hablar muchas veces" (Máxima 639)-describe su primer día de clase en la Universidad de Navarra.

"Aquello parecía un pártido de máxima rivalidad, todos marcándonos, y cuando alguien te entraba ya sabías de que equipo era".

Este alumno recuerda también como recibía constante llamadas en casa, invitándole a dudosas actividades, e igualmente cuando se reunía con profesores por motivos exclusivamente académicos. Lo mismo que le sucedía a otro alumno al cual se tomaban la libertad de interrogar no sólo sobre sus lecturas sino sobre ciertos hábitos. En su caso el acoso fue todavía mayor, pues la carrera que cursaba era Filosofía, al parecer una de las preferidas de los miembros de la secta.

"Yo calculo que de unos 45 que éramos, 40 eran numerarios, y claro, cuando uno desistía me entraba otro. Una vez me invitaron a Torre 2 -un colegio mayor-, porque decían que querían presentarme a una persona muy interesante. Lo primero que vi nada más entrar fue una capilla. ¿Quieres entrar?, me preguntaron, y yo les dije que no, que ya había rezado esa mañana. Después resultó que esa persona tan interesante era un tío con una sotana, su asesor espiritual, y que me dejaron con él a solas y el tipo empezó a preguntarme si fumaba porros"

Las invitaciones por otra parte, son "autogestionadas", tal y como describe en su libro Maria del Carmen Tapia, quien dice que a menudo se convida a la propia residencia de la numeraria, donde tras ofrecerle un café, un té, se le hace ver, elegantemente que esa invitación no es gratis y el lugar donde debe dejar el dinero para cubrir lo que ha tomado, puesto que en el Opus-Dei se vive el "apostolado de no dar".

Mortificación

Quizás éste sea el primer paso hacia una serie de comportamientos a los que se compromete quien, a pesar de todo, decide "pitar", entre los que los más singulares tal vez sea la mortificación, esto es el ayuno, dormir sobre tablas, o ya en plan más "jevi", el uso de cilicios o "disciplinas". Una práctica algo ambigüa que inició el propio Escrivá ("Donde no hay mortificación no hay virtud -Máxima 180-), con tal ímpetu que ponía las paredes del baño hechas un asco de sangre. El cilicio es una faja de puntas de hierro que se ata, generalmente al muslo, de manera que presiona la piel y que se recomienda llevar no menos de dos horas al día y las "disciplinas", unos verduguillos con los cuales se azotan las nalgas desnudas, permaneciendo de rodillas. Es decir, prácticas sadomasoquistas en toda regla, dándose el caso, según describe María del Carmen Tapia, que en ocasiones se topaban con auténticas dificultades para encontrar estos artefactos, más propios de un sex-shop. Esta "rebotada", se pregunta también en su libro lo que todos estamos pensando: si esto "no puede confundirse con una morbosa sensualidad", e incluso va más allá cuando habla de numerarias que, al escuchar en meditaciones la recomendación de "amar a Jesuscristo con corazón de carne" tendían a besar los crucifijos no muy castamente.

Algo lógico cuando a situaciones de lo más cotidianas, comer un plátano -es recomendable hacerlo con cuchillo y tenedor, no vaya a ser que implique pensamientos impuros-, incluso mantener a un niño en brazos -puede despertar un instinto maternal que amenaza el voto de castidad de la numeraria- se le encuentran connotaciones no sólo sexuales sino de peligrosa afectividad. (Máxima 188: "Mira que el corazón es un traidor. Tenlo cerrado con siete cerrojos)

Dura vida, pues, la del numerario, constantemente tentado, y no solo por los demonios de la carne.

"Una vez al salir de un examen dije algo así como "Que mal me ha salido, la hostia" y uno que estaba allá me exigió que le pidiera perdón. Yo le dije que no y él se fue a la capilla, a toda hostia, precisamente"

Babel y El Infierno

Quien así habla es el fan de La Polla y aquel desde luego no fue el examen de Teología en el que endosó varias frases birladas a Evaristo, pues en él obtuvo un 7. El plagio, una respuesta a la cuestión "Ecología y moral", reproduce textualmente: "llegará el día que medio mundo quemara al otro medio para hacer pomadas para sus quemaduras" o "no deja de ser una paradoja que con los árboles que arden se obtenga papel para hablar en él de la polución", frases calcadas del tema pollero"Si hay futuro" .

Pero tampoco debe extrañarnos, pues algunos argumentos científicos que se emplean en la prestigiosa Universidad de Navarra son igualmente rocambolescos.

"Imaginate el primer día de carrera, cincuenta futuros filológos, en una clase de lingüística, una profesora con un montón de fichas amarillas, y que de repente ésta salta que el origen de las distintas lenguas es la Torre de Babel", dice el anónimo filólogo. Lo imaginamos muy bien y junto a ello un buen número de vocaciones frustradas, al igual que la de nuestro filósofo, quien sólo aguantó un año en la Universidad.

"Durante todo el curso sólo oí hablar de cuatro autores: Aristóteles, Platón y los dos santos: Santo Tomás y San Agustín. Bueno, mentira, también Marx, pero era para ponerlo a caldo. Me acuerdo también de que controlaban incluso lecturas ajenas a la carrera. Por aquel entonces yo andaba con los sudamericanos, Cortazar, García Marquez, y un profesor, en su despacho, me sugirió autores más…europeos".

Precisamente la asignatura de Literatura Hispanoamericana se imparte en la facultad de nuestro otro confidente, el filólogo, al que un compañero le contó la anécdota de una lista de lecturas que presentó al profesor y de la cual éste tachó, casi con saña la novela "El beso de la mujer araña", acaso porque esta aborda el tema de la homosexualidad, y es de suponer también que porque ese profesor había tenido acceso a ella, tal vez en "El Infierno", que como señala Maria del Carmen Tapia, es como conocen los estudiantes el almacén en el cual se guardan en la Universidad de Navarra los libros "peligrosos".

Concepto este de peligrosos bastante amplio, habida cuenta de que también se llegaron a incluir entre estos, para los miembros de la Obra, no solo la mayoría de las obras de Santa Teresa y San Juan de la Cruz, dados ellos a éxtasis algo sospechosos, y hasta el Antiguo Testamento y sus escabrosos episodios de sodomía u onanismo, sino incluso -y ello, a modo de resumen, revela hasta que punto nos encontramos ante una inquietante organización-, las Constituciones del Opus-Dei, que sus miembros sólo pudieron conocer íntegramente cuando Jesús Ynfante las publicó, burlando la censura, como un anexo en 1970 en su libro "La prodigiosa aventura del Opus-Dei: génesis y desarrollo de la Santa mafia". Amén.


Fuente



Personal tools