Jesucristo y Escriva, encuentre las 7 semejanzas

From Opus Dei info

Por Atomito, 6.10.2008


Cuando yo era niño, me gustaba jugar a un entrenamiento de las revistas infantiles: "Encuentre las 7 semejanzas". Consistía en encontrar que tenían en común 2 imágenes diferentes.

El objetivo de este escrito es comparar lo que sabemos de Jesucristo (a través de los Evangelios) y lo que sabemos de Escriva (a través de sus hagiografos) y ver si encontramos algo en comun.


Maestro vs Padre

A Jesucristo sus discipulos le decian "maestro" mientras que Escriva se hacia llamar "padre" por sus seguidores. Tanto la relación padre-hijo como maestro-discípulo, no son relaciones de igual a igual, sino de superior a inferior. Pero hay una importante diferencia: el hijo al padre le debe obediencia. El tema de la obediencia (a los directores, o sea al padre, que es en definitiva el director de los directores) es clave en la mentalidad de Escriva, y sobre el que machaco hasta el punto de que la consigna era "obedecer o marcharse"...

No parece que Jesucristo les diera muchas directivas a sus discipulos, ni que les insistiera sobre el tema de la obediencia. Las virtudes que ensalza y que les pide a sus seguidores son la humildad, el amor, el perdon. Pero no la obediencia a sus ordenes.


Apostolado: Conversión del Corazón vs Resultados

Jesucristo predicaba incansablemente, pero no parece que estuviera muy preocupado de los resultados. Simplemente decía su mensaje, y el que lo quería seguir, lo seguía. No hacia ninguna "santa coacción", no insistía, no hacia planillas de posibles "pitables", no se ponía metas de números de conversos, no les transmitía a los apóstoles la urgencia de conseguir resultados. Y mucho menos les planteaba que si no conseguían resultados, era indicación de tibieza, de falta de fe o de santidad. Que poco inspirada en Jesucristo es la mentalidad apostólica de Escriva...


El sexo: naturalidad vs represión

Jesucristo nunca planteo la separación de sus seguidores por sexo, sino que hombres y mujeres andaban juntos con total naturalidad. San Pedro era casado, y eso no era impedimento para ponerlo al frente de los demás apóstoles. Jesucristo se dejaba acariciar por las mujeres (al menos hay un relato de Maria Magdalena acariciándole los pies) y eso no era una ocasión de pecado ni de "descuidar el corazón" ni ninguna mogijateria de las que obsesionan a los numerarios del Opus. Jesús no discriminaba a las mujeres ni a los casados. Que poco tiene que ver su actitud frente al sexo con la de Escriva, que solo ponía en cargos de dirección a personas célibes, y que ponía un muro impenetrable entre las 2 secciones.


El significado de la pobreza: darle todo a los pobres vs "estar desprendido"

Escriva tenia claro que Jesucristo era pobre y despreciaba las riquezas. Por eso trataba de justificar su falta de pobreza con "lo importante es estar desprendidos". El mandar hacer cálices y sagrarios de oro, con piedras preciosas, para sus oratorios, no tiene nada que ver con la mentalidad de Jesucristo. "Ni el rey Salomon en todo su esplendor tenia la belleza de una flor silvestre del campo" era lo que pensaba Jesucristo. Como alguien puede pensar que hacer ornamentos costosisimos es compatible con las enseñanzas de Jesucristo? Cuando Jesucristo le dijo al joven rico que lo siguiera, le dijo que vendiera lo que tenia y se lo diera a los pobres, no que hiciera sacrificios y ofrendas a Dios con el dinero de la venta. Pero como decía Miguel Fisac, que vivió muchos anos junto a Escriva, "Nunca lo vi con un pobre".


Humildad verdadera vs humildad falsa

A Jesucristo nunca se le ocurrió decirle a sus discípulos "Dios os pedirá cuenta por haberme conocido", como le decía Escriva a los primeros. Jesucristo nunca se puso de modelo a seguir. Cuando una vez alguien le llamo bueno, respondió "por que me llamas bueno?". Jesucristo tampoco decía tonterías como "no soy nada, no valgo nada, no puedo nada" como le gustaba decir a Escriva. Cuando uno es humilde de verdad, no necesita echarse tierra a si mismo. Esas actitudes son típicas de soberbios que se quieren hacer pasar por humildes.


Actitud frente a los que abandonan: Paciencia vs Rejalgar

En cierto momento una cantidad de discípulos abandonan a Jesucristo. Creo que es cuando dice aquel sermón de "mi cuerpo es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida". La actitud de Jesucristo fue volverse a los apóstoles y preguntarles "vosotros también queréis marcharos?". No dijo ninguna maldición a los que lo abandonaron, no dio a entender que se iban a condenar ni que les iba a pasar nada. Escriva en cambio, le crea a sus seguidores unos escrúpulos terribles, de que si abandonan la obra son unos traidores, que se van a condenar en la otra vida y que ni siquiera van a disfrutar en esta.


En fin, para que seguir. Me rindo, no encuentro una sola semejanza. Si alguien encuentra alguna, que avise.

Creo que va a hacer mas fácil jugar a "Encuentre las 7 diferencias" entre Escriva y los fariseos.


Original

Personal tools