Inocencia y/o deformación de conciencia

From Opus Dei info

Por Cooper, 8 de enero de 2007


Me está dando vueltas a la cabeza un asunto, que siempre me llama la atención cuando leo cosas de esta página. ¿Cómo fué y todavía es posible , que gente con buena cabeza y moralmente sólidos, acepten el lavado de cerebro que supone la formación en la Cosa, y no solo eso, si no que con el tiempo pierdan la capacidad de pensar e incluso también la capacidad de distinguir entre lo bueno y lo malo. ¿Son “ Inocentes “ como sugiere Chozas, o son consecuencia de un proceso de moldear sus conciencias, para mejor servir la Institución?

Para mi, está claro que los primeros pasos vienen envueltos en la incorporación personal de lo que es el “buen espiritu”. Uno se ha hecho de algo que no conoce muy bien y quiere ser como corresponde a los paradigmas de la organización. Estas ganas ayudan mucho en los primeros momentos, incluso cuando uno descubre cosas que no se esperaba, como que no se visita a la familia, o que no puede ir al cine, cosas que uno creería indispensables para ser “Santo en medio del mundo”. Pero, en fin, “Así son las cosas y a esto es lo que te has apuntado…”

En fases mas avanzadas, el uso de la “Visión sobrenatural” como instrumento de los directores, para doblegar conciencias se extiende mas. Siempre que uno no entiende algo, y pide aclaraciones , lo que pasa es que le falta “Visión sobrenatural” . Y esto sirve tanto para un roto como para un descosido.

Aun así, está claro que la busqueda del “buen espiritu” y la aplicación instrumental de la “Visión sobrenatural”, no son capaces de doblegar indefinidamente la propia conciencia ni la inteligencia de nadie, a no ser que haya habido entre tanto un proceso de acondicionamiento muy fuerte.

Mi opinión es que este proceso se basa en el aislamiento a que se ven sometidos los aspirantes, y que tambien describe Alina en su articulo del 5 de Enero, aislamiento tanto mas chocante porque ocurre en medio de la vida normal de las personas. A partir de que uno pita, uno se queda solo. La persona que ya había tomado la decisión en la mayoría de los casos en inferioridad de condiciones , “Solo contra todos”, a partir de pitar se encuentra totalmente aislado.

  • No puede hablar de su conciencia con nadie más que con el Director correspondiente.
  • No tiene amistades auténticas porque estas estan desnaturalizadas en la Cosa desde el primer momento y generalmente uno no habla de sus cosas con gente de fuera.
  • No habla con su familia, probablemente un lugar donde podría encontrar comprensión y cariño, por que “la vocación es como una llamita que se puede apagar facilmente”.
  • No puede hablar con un sacerdote de fuera, porque sea cual sea su relación anterior con él, ahora se ha vuelto un “mal pastor”.

Y si al aislamiento de la conciencia se añade el aislamiento afectivo, real porque desde el momento que uno pita, incluso la persona que ha sido su “amigo” , pasa a ser un extraño al que se le puede sonreir al cruzarse con él, pero no hablar de nada serio.

También de la familia hay que apartarse afectivamente, ahora pertenece a “otra familia”.

A los amigos de antes se les somete a un proceso de criba, sirven o no sirven y a partir de ahí la presión apostolica cambia la relación de interesada y exigente para los que sirven a lejana y vacía para los que no.

Total que uno se queda solo, pero no solo a secas, Solo con mayusculas. Y es en esa soledad inducida, donde las únicas relaciones posibles, con el Director y el cura, se convierten en todo lo que hay: Fuente de formación, centro de modelación, lugar de consuelo y desahogo.

Para mi, en ese aislamiento intelectual y afectivo es donde se pueden doblegar las conciencias y se llega a anular la inteligencia y eso como consecuencia de la falta de apoyos intelectuales, afectivos y de conciencia de un recien pitado, frente a la experiencia, conocimiento , formación y posición de ventaja de su interlocutor. No olvidemos lo que significa tu Director, ni lo que significa lo que te dice. Nada menos que la Voluntad de Dios.

Hay que pensar tambien que la practica de la Cosa de juntar en la misma persona la Dirección de los Centros a la Dirección espiritual y su criterio resultadista, puede hacer que en lugar de doblar la voluntad, que puede ser un ejercicio de ascetica, lo que se haga es confundir la conciencia.

Pondría un ejemplo. En la 1ª epoca le dicen a uno que tiene que hacer cosas que sabe que le costarán, “Tienes que traer a 5 nuevos al club”, “tienes que llevar el cilicio durante dos horas al día”” Tienes que dormir en el suelo un dia a la semana “ etc etc. pero esta espectativa de tener que hacer cosas duras, no justifica el que le coloquen la infalibilidad del Santo Marqués, la conveniencia de hacer pitar a niños, el que se está por encima de las leyes del pais, que el director no se equivoca nunca, o que fuera de la barca no hay salvación, que no te puedes fiar de ningun sacerdote ajeno a la institución, o que las virtudes solo hay que vivirlas del modo Opus porque si no, no valen la pena, que mentir por la Obra está bien, Por poner ejemplos de cosas opinables o erroneas que se dan por hechas y que se infunden en esta epoca por la persona que representa la voluntad de Dios..

Esto hay que entenderlo en un ambiente donde el aspirante, mas dado en los inicios a la Ascetica que a la Mistica ( Situación reforzada por la propia espiritualidad de la Cosa) considera que el esfuerzo en ser bueno ( según el paradigma) es mejor que el profundizar en la Bondad, pòr lo que los directores encuentran todo tipo de facilidades para su trabajo.

No hace falta en este caso señalar que el paso siguiente es el Centro de Estudios, donde todo lo anterior se refuerza, por eso es tan frecuente que la gente que sale de un Centro de Estudios salga ya robotizada.

Una vez que se ha doblegado la conciencia una sola vez, será mas fácil que se doblegue mas veces y como casi siempre, si no siempre, los mas “ obedientes” son los primeros del escalafón, ya tenemos un camino a la despersonalización.

Esta debilidad del individuo frente a la Organización, se podría arreglar si el Director fuese prudente, sabio o santo, pero como de esto ya se ha hablado y mucho, creo que es mucho esperar del Espiritu Santo que corrija una relación desequilibrada y peligrosa por diseño.

Además para mi, está claro que la Cosa no quiere personas, sino instrumentos y que el desarrollo personal solo es posible si coincide con algún plan interno, por lo que La Cosa no va a profundizar mucho en las deficiencias de su propio sistema de formación, "escrito en piedra" como tantas cosas, y que transforma a las personas en instrumentos intercambiables a mayor gloria de si misma.

El resultado de esto es que alli, donde se proponía el desarrollo de Lideres para cambiar el mundo se convierta en una escuela de borriquitos de noria. Desaparece el “Per aspera ad astra” de los reposteros para convertirse en un práctico “ut jumentum”

Tambien opino que a partir del momento que uno advierte este u otro problema semejante, no puede hablarse de Inocencia, ni entre los miembros de a pié , ni mucho menos entre los Directores. La pregunta pendiente será pues ¿Puede estar la gente permanentemente en Babia?



Original

Personal tools