Abuso espiritual

From Opus Dei info

Por Idiota, 10.07.2005


Querid@s tod@s:

Me imagino que much@s de vosotr@s habrá buscado una expresión que designe el conjunto de experiencias negativas que hemos vivido en el Opus Dei en el trasfondo de una institución cuyo "espíritu puro" se puede considerar como "bueno". Hasta el momento, sólo conozco expresiones que pretenden caracterizar al Opus Dei como "espíritu" o como "institución", sin hacer referencia a las experiencias vividas. Dejando de lado expresiones como "santa mafia" (Ynfante) que poco tienen que ver con nuestras experiencias personales, se han utilizado en los últimos años expresiones como "secta" para caracterizar a la institución y "fanatismo" (Tapia) o "fundamentalismo" para caracterizar al espíritu. Sin embargo, no faltan ex-miembros que, muchas veces movidos por el aprecio que siguen teniendo al Opus Dei y/o por su fidelidad a la Iglesia Católica, consideran que este tipo de apelativos no refleja correctamente su experiencia personal dentro de la Obra, por muy negativa que ésta haya sido.

Mis andanzas por internet me han llevado a descubrir que en el complejo laberinto de las comunidades eclesiales protestantes (sobre todo en el mundo anglosajón), el fenómeno que intentamos nombrar es muy conocido y recibe el nombre de "abuso espiritual". Buscando en "Google" la expresión "abuso espiritual", se encuentra uno con unas 2.500 páginas; revisando los resultados de las primeras páginas, se observa que se emplea generalmente en el contexto de esas comunidades eclesiales y apenas en el de la Iglesia Católica. Sin embargo, la imagen que se da del fenómeno designado por la expresión, se corresponde bastante bien con las experiencias negativas que hemos vivido en el Opus Dei. Pienso que el uso de un término preciso para designar el conjunto de experiencias negativas que hemos vivido en el Opus Dei puede ser extraordinariamente útil a la hora de concienciar a la Obra y a la Iglesia y de poner en marcha procesos de reforma y/o de supervisión.

El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define "abusar" en su primera acepción como "usar mal, excesiva, injusta, impropia o indebidamente de algo o de alguien." La segunda acepción, referente a la sexualidad, no nos interesa aquí; nos basta y nos sobra con la primera. Según ella, el abuso espiritual sería la acción y el efecto de "usar mal, excesiva, injusta, impropia o indebidamente" bien de temas de índole espiritual, sobrenatural, en definitiva, religiosa, bien de personas sobre las que se tiene una autoridad basada en un discurso espiritual, sobrenatural o religioso en el contexto de una institución religiosa. Como se ve, se trata de un concepto muy amplio, capaz de acoger toda clase de experiencias negativas, bajo la única condición de que se trate de actuaciones moralmente cuestionables (ahí entran lo malo, injusto o indebido) o psicológicamente cuestionables (ahí entran lo excesivo, impropio o indebido).

El portal de internet que, hasta ahora, más me ha convencido se puede encontrar en http://www.spiritualabuse.com. Es una página muy sencillita, pero contiene en su "biblioteca" una serie de textos breves muy enjundiosos que tocan aspectos básicos del fenómeno y se pueden aplicar bastante bien (salvando las distancias) a las realidades que experimentamos en el Opus Dei. La definición que dan de "abuso espiritual" todavía me parece un poco fuerte; pero pienso que lo importante no es tanto el conjunto de "prácticas fundamentales" abusivas (que pueden resultar más o menos cuestionables en las distintas dimensiones mencionadas) como los efectos fisiológicos, psicológicos y espirituales que sufren las personas afectadas:

"Spiritual abuse occurs when someone in a position of spiritual authority, the purpose of which is to 'come underneath' and serve, build, equip and make God's people MORE free, misuses that authority placing themselves over God's people to control, coerce or manipulate them for seemingly Godly purposes which are really their own."

Traduzco (muy libremente): "Se da abuso espiritual cuando alguien situado en una posición de autoridad espiritual cuyo fin es "ser alfombra" y servir, construir, capacitar y hacer que el pueblo de Dios sea MÁS libre, emplea equivocadamente esa autoridad colocándose por encima del pueblo de Dios para controlarlo, coaccionarlo o manipularlo para fines de origen aparentemente divino que, en el fondo, son los suyos."

Sobre esta definición y otras se podría discutir largamente (¡hagámoslo!) y yo mismo todavía no tengo claro cómo aplicar correctamente el concepto a nuestra experiencia en el Opus Dei. Pienso que, como primera medida, habría que examinar los documentos que ofrece el portal.

Interesante es, por ejemplo, un documento en tres partes titulado "When Religion Goes Bad". En la primera parte se hace una presentación del fenómeno analizándolo como una disfunción de la vida religiosa; en la segunda, se analiza un tipo de abuso espiritual llamado "adicción religiosa", que se compara con otros tipos de adicción, sobre todo con el alcoholismo; en la tercera aparece otro tipo de abuso espiritual denominado "codependencia religiosa" que consiste en la dependencia espiritual de otra persona o de la relación con otra persona. La entrevista con Jeff VanVonderen sobre "Spiritual Abuse" también me parece muy interesante y reveladora, pero lo mejor será que quien esté interesado en el tema estudie los documentos de ese portal, saque sus conclusiones y, si quiere, nos las comunique.



Original

Personal tools