A los miembros del Opus Dei no se nos informa

From Opus Dei info

Por Trinity, 3.04.2009


Me ha llamado la atención el optimismo de Sinmiedo, que espera que los directores nos vayan a informar a los fieles de la Prelatura de las conversaciones que han tenido con el Prelado desde diferentes dicasterios pontificios.

En la Obra nunca ha sido así. Nunca ha habido transparencia informativa. No se informa de esos temas, manteniéndonos en una burbuja. Ni se nos informa del empleo de los fondos que recaudan que, con la excusa de que no son bienes eclesiásticos, sustraen a la supervisión de la autoridad de la Iglesia. Y a personas que llevan muchos años dentro también se las mantiene al margen, ocasionado situaciones irritantes, en las que se enteran por fuera de lo que está pasando dentro.

A veces incluso se nos engaña, por ejemplo, como ha sucedido durante muchos años cuando nos decían que lo de los votos los imponía la Santa Sede, mientras que luego hemos sabido que eran buscados por el Fundador para darle solidez a nuestro compromiso. O como han hecho con el tema del Marquesado de Peralta, que nos contaron que Mons. Escrivá lo pidió para su hermano y renunció en su favor inmediatamente, y luego nos hemos tenido que enterar por Ricardo de la Cierva que mantuvo el título 4 años.

Y se actúa a nuestras espaldas, como cuando cambiaron el estatuto de l@s numerari@s sin decirnos nada de nada. Y se nos oculta la verdad sobre la verdadera historia de nuestra espiritualidad, como han hecho con la participación de la Obra en el congreso sobre institutos seculares del año 1956.

En estos momentos, noto inquietas a las Directoras, pues veo que nos están pidiendo que recemos por unos temas que se nota que les vienen señalados desde arriba, pero que no saben qué es lo que hay detrás. Y es que sólo un núcleo duro súper restringido cuenta con información de lo que está pasando. Y viene el Prelado a España, para unas visitas de las que sólo sabemos que había que encomendarlas a Dios, pero nadie sabe nada de nada.

Sólo se nos pide que recemos por unas intenciones del Prelado, que basta conocer cómo están las cosas dentro para deducir que realmente son un elenco de lo que no marcha: el santo Padre y sus colaboradores (qué le habrá dicho el Papa al Prelado el pasado 31 de enero, qué Prefectos de Congregaciones pontificias no estarán de parte de las autoridades del Opus Dei y les estarán pidiendo cuentas de sus abusos); la fraternidad (basta ver el aislamiento, la falta de caridad y el porcentaje de enfermas psíquicas en los centros de Numerarias); el apostolado de amistad y confidencia (cómo va a haberlo cuando sólo nos hablan de resultados, de pitajes); la causa de don Álvaro (algo no debe marchar bien cuando nos piden esto: y no me extraña, pues aunque era una persona de temperamento bondadoso, no podemos olvidar que fue quien amparó todos los errores del Fundador); el optimismo y la alegría (¿qué optimismo vamos a tener, cuando vemos que aquí no se rectifica nada de nada y, como consecuencia, esto parece la película del Hundimiento); y la expansión de la Obra (cada vez hay menos obispos despistados que pidan que acuda a trabajar en su diócesis nuestra problemática institución).

Ahora nos piden que difundamos el libro de Flavio Capucci, "Josemaría Escrivá de Balaguer, Santo" (¿a que vendrá esto ahora si no empezara a sobrevolar la sombra de la duda de la rigurosidad de su proceso de canonización?).

Lo dicho: no hay transparencia. Y cuando no la hay será porque no se puede mostrar la auténtica realidad.




Original



Personal tools